martes, 17 de marzo de 2009

El séptimo hijo varón

Despertó sola, temblando, y envuelta en sudor, sobresaltada por un sueño extraño, en el que un lobisón le hacía el amor salvajemente en su propia cama. Logró olvidar aquella pesadilla por algún tiempo. Seis meses después, para sorpresa de los médicos y la partera, dio luz a un pequeño lobo.

4 comentarios:

editor dijo...

Simple, corto y muy bueno!!!
Es mezcla de nuestra naturaleza animal con nuestras distintas vidas...
Un abrazo.

Tino dijo...

Muchas gracias! Me alegra te haya gustado. Un abrazo

Christian Pereira dijo...

Me recuerda al chancho que nacio con manos humanas. Complicado !

Anónimo dijo...

http://100cuentos.blogspot.com/

Tenemos un blog donde publicamos cuentos cortos por si quieres participar.

Carlos