domingo, 17 de mayo de 2009

La maravillosa combustión

A decir por su apariencia, Jorge es un hombre insensible, incapaz de enamorarse. Sin embargo, ni siquiera él sabe que, en el rincón más íntimo de su alma frágil, una inmensidad de amor virgen está deseando manifestarse, como si fuera un enorme tanque de gas licuado, que espera, pasivamente, el instante exacto de la explosión. Lo que tampoco sabe, es que la chica que lo observa, con aquellos penetrantes ojos almendrados, será el fósforo encendido, que dará inicio a la combustión.

54 comentarios:

Natalia Astúa Castillo (Natalia Astuácas) dijo...

Bien por Jorge que comenzará a experimentar la energía, la explosión, la lluvia de emociones que tiene el amor y lo que significa enamorarse.

Un abrazo Martín, besito para vos.
Lindo texto.

Sil dijo...

Podría aplicarse en los dos casos a cualquiera de nosotros...
Nadie sabe con certeza cuándo arderá o a quién encenderá !!!
Breve y genial, como siempre...

BESOS de living.

ángela cuartas dijo...

Está muy bonito y es un buen complemento a mi entrada de hoy. Me gustan esas coincidencias.

Magah dijo...

Uno nunca sabe quien será el que nos haga estallar, con quien se dará esa maravillosa combustión.
Lo que tampoco sabe Jorge, es que esos ojos almendrados, si saben encenderlo, lo dejarán a sus pies.

Besos

Magah

Adolfo Payés dijo...

eso es cierto quien nos hará sentir todo

saludos fraternos
un abrazo

Martín dijo...

Natalia, tarde o temprano a todos les llega. Era el momento de Jorge, bien por él. Gracias por comentar. Un beso

Sil, estoy de acuerdo con vos. Es lindo ser fósforo también. Besos

Angela, tenes razón. Que coincidencia! Gracias por hacermelo notar. Un beso

Magah, si es capaz de provocarle la explosión, seguramente lo dejará también a sus pies. Saludos

Adolfo, si no lo sabés vos, que sos un experto en estos temas! Un abrazo, amigo.

mara-mara dijo...

Cuento cortísimo pero de interminable final, porque esa combustión inesperada promete un romance digno de imaginar.

un beso.

ana dijo...

Besos I: Madre mía lo que cambio el cuento, me recordó a lo del ratoncito Perez ja ja ja jaj a.

Besos II: Y encima es que a parte de que se convirtió en sapo, su mente seguía siendo la de un hombre, y ya sabemos en lo que piensan muchas veces los hombres ja ja ja ja. Vamos, que el sapo de tonto no tenía nada.

Besos III: y cuando por fin acepta su condición, surge la magia y encuentra el amora, a veces como sapo, y otras como hombre. QUE ME HA GUSTADO MUCHOOOOOO.

Sigo, que hoy venía con retraso.

Esa dedicatoria a los payasos que te hicieron sonreir se llenó de nostalgia. Y es que para mi no hay nada más triste que las lagrimas de un payaso.

Y por último llego a esa maravillosa combustión que se queda pendiente de una chispa.

BIENNNNNNNN, me puse al día. No te quejarás.

Ahora, espero que no se me vuelva a acumular el trabajo.

Un besitoooo muy fuerteeee.

loose dijo...

Mucho oxígeno para alimentar esa chispa...

Abrazos.

jose rasero b. dijo...

Me encantó.
Saludos

Carina Felice dijo...

Y lo mejor de todo es que esa combustion, ademas de hacerle, seguramente, muy bien a ambos... no contamina el medio ambiente.
:)

Juls dijo...

Nunca mejor dico..pura química.

besitos!!!!!!!!!!!

martin dijo...

Maravillosa combustìon.Disfruto tus cuentos cortos.

Mercedes dijo...

Bueno, Martín, es para quedarse en el living y no salir! Leerte es siempre un gran placer!

Martín dijo...

Mara-mara, no te quepan dudas que esta es una historia sin fin. Gracias por tu visita. Un beso

Ana, que bueno que pudiste ponerte al día! Gracias por todos tus comentarios. Te mando un beso

Loose, sin dudas que la llamarada será fuerte en ese caso. Un beso

José, me alegro que te haya gustado. Un abrazo

Carina, tenes razón. Es una combustión no contaminante! Un beso

Juls, los procesos químicos pueden tener consecuencias inesperadas. un beso

Martín, hola tocayo, bienvenido al living! Que bueno que te gusten mis relatos. Un abrazo

MR. MORONDANGA dijo...

Se viene el estallido!...

Buen relato señor!

Salúd!

Martín dijo...

Mercedes, aprovecha y quedate, que el día esta feo por aca! Gracias por tu generoso comentario. Un beso

Mr. Morondanga, gracias por tu comentario referente a la Bersuit! Me sacó una sonrisa. Un abrazo

X!0M@ dijo...

Me recordo algo que medician hace tiempo... "yo soy polvora y tu y yo hacemos chispas" =P

Muy bueno el cuento
Saludos

Martín dijo...

X!0M@, jaja buena frase. Me alegra que te haya gustado. Saludos

Annie dijo...

No sabemos de lo que somos capaz, hasta que llega la chispa que lo ilumina todo, incluso a nosotros mismos...

Besos, =)

Martín dijo...

Annie, es tal como lo decís. El chispazo es capaz de muchas cosas. Gracias por tu comentario. Un beso

Carla dijo...

Que bonito! Me encanto!

Martín dijo...

Carla, que bueno! Me alegra que te haya gustado! Gracias por tu visita. Un beso

Luís dijo...

Perfecta descripción de ese momento de ignorancia por el que todos pasamos cuando aún nos falta un instante para enamorarnos.
Luego, con el paso del tiempo nos pensamos dueños y señores de nuestro sentir, creemos que somos nosotros los que hemos controlado a nuestro corazón y no al revés.
PAZ

Habitaciones rojas, pensamientos negros dijo...

Habrá que ver cuánto le dura la combustión... A ver si se quema demasiado rápido!

Besos rojos,
HR.

Clara dijo...

Cuándo menos y con quién menos te lo esperas... salta la chispa.
Un besito,

Martín dijo...

Luis, es cierto lo que decís, y creo que es así. Somos siempre pasivos receptores de esa mágica chispa que nos enciende. Gracias por tu comentario tan generoso. Saludos

HR, esperemos que no!! Y de ultima, que exploten juntos! Un beso

Clara, el amor es así, inesperado! Gracias por comentar. Un beso

Netomancia dijo...

Me gustó todo el significado en tan breves líneas!

claudia paredes dijo...

Genial. Jamás se me había ocurrido que hay corazones vírgenes.

Brotestertor dijo...

"Todo arde si le aplicas la chispa adecuada", que cantaban... ;)

Nohelia dijo...

Y es que todos anhelamos ser amados....aunque nunca lo hayamos manifestado. Somos niños adultos y como niños que fuimos todos necesitamos de amor.

Muy bonito relato corto.

Besos

Martín dijo...

Netomancia, gracias por tu comentario. Me alegra hayas entendido el significado. Saludos

Claudia, sin duda que los hay. Pero el chispazo llega a todos, tarde o temprano. Un beso

Brotestertor, cuanta razón hay en esa canción. Gracias por tu visita. Un abrazo

Nohelia, comparto lo que decís. Me alegra que te haya gustado el relato. Un beso

Naty dijo...

Gran comparacíón, gran metáfora. El amor es precisamente una reacción: te enciende, te pone en funcionamiento, es la energía vital para sobrevivir en este mundo. Me encantó esa imagen del hombre, que no percibe lo que está a punto de suceder. Hay muchos Jorge por ahí dando vueltas. Esos que parecen carecieran de sensibilidad, pero sin embargo detrás de esa máscara se esconde la mayor de las inocencias.
Ups, creo que me extendí en mi interpretación. E historias como éstas sólo merecen ser leídas, leídas y disfrutadas.
Cariños.

Martín dijo...

Naty, muchisimas gracias por tu aporte. Coincido con vos en que hay muchisimos "Jorge". Lo importante es que aparezcan los fosforitos! Un beso

pati dijo...

Leyendo esta delicia de cuento, no puedo menos que dejarme llevar y pensar en Borges y su "Ajedrez...


Somos testigos -cuando es otra pieza la que se mueve- y protagonistas -cuando nos toca ser movidos- de este juego que a veces llamamos vida (y otras, amor).


Hermoso blog, Martin. Te felicito ;)

Besos :)


pS.: Te sigo ;)

Natacha dijo...

Madre mía.... esas explosiones contenidas, tienen mucho peligrooooo jajaja.
Un beso, cielo.
Natacha.

Hay chicas-cerilla y chicos también...

Paula Daiana dijo...

Ojalá no tarde mucho más en descubrir lo lindo del enamoramiento y todo lo que puede esconder el amor... me encató la metáfora que elegiste.
Buena semana
Besos!
Pau

Martín dijo...

Pati, bienvenida al Living! Gracias por tu comentario y por seguirme! Coincido con lo que decís respecto a ser testigos y protagonistas, según el caso. Te mando un beso

Natacha, son explosiones peligrosas e intensas, que no te matan cuando llegan, sino cuando se van. Un beso

Pau, seguramente no tardará en llegar. Gracias por tu comentario. Un beso

Rous dijo...

yo yo yoooooooo!!!!!
tengo la explosión potencial también!
Martín leerte fue como mirarme al espejo...claro en lugar de una chica de ojos almendrados, me imagino a algún galán interesante.
Te mando un mega beso

Johan Bush Walls dijo...

De cualquier forma, si llega a encontrarse el fósforo, hay que tener precaución, no vaya a ser que la llama sea muy grande, o sea efímera.

Salú pue.

Martín dijo...

Rous, que bueno que hayas podido sentirte identificada. Espero que tengas suerte entonces y pronto te llegue el galán con un fosforito. Un beso

Johan, esos son los riesgos del amor. Quemarse o morir de frío. Un abrazo pue.

HYDRO dijo...

Esa chispa...mmmm que sensacion.

Martín dijo...

HYDRO, una sensación explosiva, sin dudas. jaja Un abrazo

Raúl dijo...

El milagro del amor, siempre resulta incendiario.

Romina E. dijo...

Me encantó... ¿cuantos Jorges andarán por ahi sueltos? Desprovistos de este conocimiento...besos

Martín dijo...

Raúl, sin dudas que es así. Hay que tenes cuidado de no quemarse. Un abrazo

Romina, te puedo asegurar que hay muchos Jorges, y muchas mujeres en igual situación. Pero todo llega. Gracias por tu visita y por comentar. Un beso

Alma dijo...

Falto unos días y veo que te ha cundido el trabajo de escribir. No doy abasto a leer y a comentar. Que sepas que he pasado por aquí.

Martín dijo...

Alma, gracias por pasar a leerme. Siempre es un placer recibirte. El living está siempre abierto. Te mando un beso

HUMO dijo...

Que romántico y bonito, espero que le dé el corazón!

=) HUMO

Martín dijo...

HUMO, yo también espero lo mismo! Un beso

Carina Felice dijo...

Epa!que bueno Martin...parece que la combustion, es contagiosa!!!
(me recuerda la cancion de Ana Belen:"contaminame, mezclate conmigooooo...")
Felicitacionesssss!!!

Martín dijo...

Carina, muchas gracias por tus felicitaciones! Parece que muchos se contaminaron con esta combustión.

Jacqueline dijo...

no existe que plasmes tan simples y tan increible tus ideas.
modifica donde dice mas ganas que talento y simplemente pone tengo mucho talento

Martín dijo...

Jacqueline, me alegra que te haya gustado este minicuento. Te agradezco por tu comentario tan generoso! Un beso