jueves, 14 de mayo de 2009

Besos III

¿Cómo romper el hechizo que me ataca, sin contagiar a quién se atreva a sanarme? Me remordería la conciencia que uno de mis besos de sapo condenara a una doncella a llevar una vida similar a la mía. Encontré la respuesta a mi dilema, cuando la vi llegar, saltando, hasta el borde de la laguna. Sin preámbulos, posé mis labios rugosos sobre su boca verdosa y amplia de rana. Tras un mágico destello, mi cuerpo recobró su antigua fisonomía humana y ella apareció, junto a mí, en forma de hermosa doncella. Desde entonces, nos encanta pasar largas horas juntos, liberando nuestras pasiones con besos fogosos; a veces, como ardientes amantes humanos, y algunas otras, como fríos anfibios del pastizal.

33 comentarios:

Casa de Los Cuentos dijo...

Hola Martín

Qué bueno.

...a veces, como ardientes amantes humanos, y algunas otras, como fríos anfibios del pastizal..

Mi Admiración. Saludos. Jabier.

Magah dijo...

Vos decís que si me le tiro encima y le doy un beso, rompo el fastidioso hechizo?...
mmmm, tengo dudas, pero por las dudas pruebo!

Alejandro Ramírez dijo...

Muy interesante. Un sapo multifacético. Probablemente vivieron felices y comieron perdices.

Naty dijo...

Ay me mató!!confieso que mi mente aclamaba la continuación, no se contentaba con ese final. Y este es el mejor. Claro que sí, ambos condenados al hechizo, ambos padecido la metamorfosis, logran salvarse. Y es que el amor siempre triunfa!! qué magnífica historia, tres capítulos super breves y tan extensos al mismo tiempo. Pintaste una sonrisa en mi rostro.
Besos!!!

Cecy dijo...

Me has dado una buena idea.
Será cuestion de probar.
Je

Besos de Cecy.

Natalia Astúa Castillo (Natalia Astuácas) dijo...

Waaacalaaaa me imaginé los labios fríos y rugosos del sapo aggg ja ja ja ja...

Un abrazo príncipe de la doncella... aunque dejo claro que yo no me trago esos cuentos de hadas, príncipes y castillos, nop, nop, nop.

Un buen abrazo amigo, cuidate mucho, besitos je je re je.

Martín dijo...

Jabier, muchas gracias. Me alegra que te haya gustado el final de mi primera serie de hiperbreves. Un abrazo

Magah, siempre hay que probar, por ahí te llevás una grata sorpresa! jaja

Alejandro, te confieso que pensé en agregar perdices a mi relato, pero tuve miedo que terminaran comiéndose a los sapos y que el final fuera justamente al revés. Un abrazo

Naty, me alegro que el final de esta corta historia de tres capítulos ni te haya defraudado. Gracias por tus generosos comentarios de siempre. Me sacaste una sonrisa también. Un beso

Cecy, ¿tenés alguna laguna cerca de tu casa? Después contame como te fue. Un beso

Natalia, yo tampoco me trago esos sapos. Quedate tranquila, que por un tiempo van a dejar de venir por el living. Un beso

Sil dijo...

MARTIN POR RAZONES YA EXPUESTAS, LEÍ LAS TRES AL UNÍSONO.
Y terminaron comiendo perdices (y moscas)
Te superaste con las tres entregas.

BESOS DE LIVING (hoy por lo menos tres...)

Martín dijo...

Gracias Sil! Bienvenida de regreso al living. Se notó tu ausencia. Un beso

Netomancia dijo...

Y colorín colorado...
Aunque me queda una duda: Le habrá dicho de su hobby en la laguna? No, esas cosas no se cuentan, jaja. Muy buen final.

Martín dijo...

Netomancia,eso jamas se cuenta. Ni siquiera si te lo conto un amigo! Un abrazo

loose dijo...

Si es que en esta vida hay que arriesgar.....
Muy bueno.

Saludos.

Habitaciones rojas, pensamientos negros dijo...

Las apariencias no son todo. Un beso, un poco de amor, una sonrisa puede cambiar nuestra forma de ver al otro y a nosotros mismos.

Bienvenido al mundo humano nuevamente!!!

lalagoesfishing dijo...

Genial el final =)

Carina Felice dijo...

Acuerdo con Naty, lo mismo pensaba!!!
Y con el karma de cada uno, se animaron y fueron por mas!
se merecen la capita de superheroes:)
Saludos!

Rosa Roja y ¿eres real?SI CLARO dijo...

HOLA CIELO....HUMANO...ANFIBO....FRESCO...CÁLIDO

Besos fogosos de hombre....besos gélidos de sapo.....intercambio de fluidos sensuales y de fluidos animales.....

Armoniosa mezcla....me apunto a pasarme por tu charca.....

Besos de mujer.....aunque no me importaría darte uno frío de rana...

Víctor dijo...

Bien, Martín. Muy bueno. El beso premia pero también castiga. Sigue por ahí, que los batracios dan para mucho.

Rous dijo...

uno no busca a su media naranja (o a su rana) uno simplemente,la encuentra.

besos de batracio!!!!

Xaj dijo...

Esa costumbre de ser sapo de otro pozo.

Saludos, man.

Juls dijo...

Precioso cuento, con una moraleja inejorable.

Muchas gracias... :)

Juls dijo...

Precioso cuento, con una moraleja inejorable.

Muchas gracias... :)

Martín dijo...

Loose, el que no arriesga no gana, dice el refrán. Saludos

Habitaciones rojas, estoy totalmente de acuerdo con vos. Lo esencial es invisible a los ojos. Un beso

lalagoesfishing, gracias! me alegra que te haya gustado. Saludos

Carina, siempre hay que ir por más, detrás de los sueños. Gracias por tu comentario. Un beso

Rosa Roja, que bueno que el relato te haya regalado tantas sensaciones. Gracias por tu comentario. Un beso

Victor, si los batracios dan para mucho, pero por el momento abandonarán el living, sino lo voy a tener que rebautizar como "El Sapo sin Tiempo". jaja Un abrazo

Rous, coincido con tu opinión. No es cuestión de buscar, el amor se da así, en forma natural. Un beso

Xaj, muy bueno tu comentario! Gracias. Un abrazo

Juls, me alegra que hayas encontrado la moraleja. Gracias por tu comentario y tu visita. Un beso

La sonrisa de Hiperión dijo...

No rompas los hechizos.... sino tendrá que venir un principe azul, para que despiertes... desconfía de los principes azules; fíate en el de las galletas de chocolate, que rechoncho está...
jajajaja

Saludos!

Dragon de Azucar dijo...

Muy buen desenlace, y la frase del final es digna de premios.

Saludos

Martín dijo...

Sonrisa de Hiperión, en realidad desconfío de los principes azules y de las princesas... incluso aquellos en forma de sapo. Gracias por comentar. Saludos

Dragón de azucar, gracias por tu comentario tan generoso. Me alegro que te haya gustado el final de este cuento de tres partes. Un abrazo

Fernando Remitente. dijo...

Debo decir y digo que esta serie de besos es una auténtica maravilla.

Y sin más dilación paso a enlazarle en mi blog.

Martín dijo...

Fernando, bienvenido al living! Me alegro te haya gustado esta serie. Te devuelvo el enlace. Saludos y gracias

mara-mara dijo...

Pero qué final tan perfecto! y qué gentil el sapito no queriendo contagiar su condición de anfibio a ninguna doncella. Si al final la bondad tiene su merecido premio. Como yo, que hoy se me ha ocurrido pasear por tus cuentos y me he leido de tirón tus tres besos.

Un saludo y aqui te dejo mi beso (inofensivo...)

Martín dijo...

Mara-mara, gracias por tu comentario. Me alegro que te haya gustado esta serie de "besos". Es verdad, la bondad siempre tiene premio. Un beso

NoeliaA dijo...

Ya ves, qué buena suerte ha tenido este personaje en convertirse en sapo después de todo!

Yoyo dijo...

Todos al final seamos como seamos, encontramos a nuestra media naranja..
Me alegro por ti..
Devolviendote la visita :)
Besos
Yoyo

Martín dijo...

NoeliaA, absolutamente de acuerdo. A veces debemos pasar por momentos duros para que luego llegue la felicidad. Lo que cuesta, vale, dicen! Un beso

Yoyo, bienvenida al living. Estoy de acuerdo con tu afirmación. Gracias por tu visita. Espero que regreses. Un beso

Puck dijo...

Hola buenas... la verdad es que no sé cómo he tardado tanto en llegar hasta aquí. Prometo una visita detenida a este espacio. De momento, y tal y como ya comenté en Químicamente Impuro me han traido hasta aquí tus ranas cuyos besos, con tur permiso, me llevo a www.charcaderanas.blogspot.com
Saludillos