miércoles, 1 de abril de 2009

Entrega a domicilio

El muchacho detuvo su motocicleta justo enfrente a la entrada al edificio. Tomó en sus manos la caja de cartón y en la búsqueda de algo que sirviera para anunciarse, encontró la punta de un grueso hilo dorado asomando por debajo de la puerta de acceso a la galería principal. Guiado por el recorrido del ovillo, le fue sencillo alcanzar al centro del laberinto. Al verlo llegar, el Minotauro se abalanzó sobre él para devorarlo junto con la pizza solicitada telefónicamente.

14 comentarios:

* HADA ISOL dijo...

Jejeje! muy bueno,es que por una pizza cualquier cosa!!!!!!buen post y muy buen blog el tuyo!

adriana rey dijo...

Ja ja! delivery de pizza y de... cómo se dice? deliverier?
muy bueno Martín

Martín dijo...

Hada Isol, no hay nada mas rico que una buena pizza. Gracias por tus comentarios y tu visita. Espero que vuelvas pronto. Saludos

Martín dijo...

Adriana Rey, lo peor de este delivery fue que no hubo propina. Nos seguimos leyendo, saludos

Adolfo Payés dijo...

saludos fraternos , un gusto leer tus escritos, me gustan mucho, espero poder regresar y seguir disfrutando de tu blog..

un abrazo inmenso pero sobre todo fraterno

te sigo.. así no me pierdo..

Martín dijo...

Adolfo, muchisimas gracias por tus comentarios y por decidir seguirme. Tambien me gusto mucho tu blog, asi que nos seguiremos leyendo. Un abrazo

Alma dijo...

Para que las pizzerias sigan ofrenciendo tantos ingredientes....los minotauros lo tienen fácil.

Buen texto.

Gracias por pasarte por mi casa, se esta bien en la tuya, y como regalo de bienvenida un poema de Carlos Marzal en mi voz, pincha aquí:
pluscuamperfecto de futuro

Saludos

Martín dijo...

Es cierto Alma, solo que en este caso los ingredientes venían fuera de la caja de cartón. Muchas gracias por tu comentario, por tu visita y por tu regalo de bienvenida. Me gustó mucho. Nos seguimos leyendo. Saludos

Druida de noche dijo...

martin... el genial, un párrafo y la idea sorprende... Muy bueno.

Martín dijo...

Druida, me encantan las historias de un parrafo. Ya lo habrás notado si leiste el resto del blog. Gracias por tu visita y comentario. Nos seguimos leyendo. Saludos

Neogeminis dijo...

Estos son Minotauros y no los de antes jajajjaa....pobre delivery! qué se iba a imaginar que esa sería la última pizza! ajjajaa

Martín dijo...

Una historia de Minotauro reciclada. Estoy seguro que hoy sería algo así... jajaja

Hiperbreves S.A. dijo...

Jejeje. Muy buena mezcla de pizzería con mitología. Ingenioso.

Martín dijo...

La mitología es algo que me atrapa. La pizza también!!