martes, 29 de junio de 2010

After shave

Es sabido que el conde no tiene espejos en el castillo. Así, le resulta casi imposible afeitarse el rostro sin lastimarse. Pero un vampiro barbudo perdería su natural encanto, aseguran las doncellas. Por eso, se ofrecieron gentilmente a rasurarlo, con especial dedicación. Esa hubiera sido una solución simple para los problemas de acicalamiento del ilustre caballero, si no hubiese sido tan difícil controlar esa afilada cuchilla y tan tentador aquel cuello blanco y suave, bañado de rojo.

27 comentarios:

A.L.Zarapico(hydro) dijo...

Guau!!doncellas vampiros!!


Te quería decir que aunque te comento poco, te sigo leyendo. Siempre me sorprendes.Saludos!!

Torcuato dijo...

No hay buena historia de vampiros sin sus jóvenes y aparentemente inocentes doncellas.
Un saludo

Deigar dijo...

Me gusta :)

Claudia Sánchez dijo...

After shave... drink!
Saludos amigo!

HUMO dijo...

Hola Martín!
Nadie es la exepción a la regla :)
Ahora, el cuentito de abajo, me encantó, como traiciona el inconsciente!

=) HUMO

Víctor dijo...

Siento decirte, Martín, que este micro no me convenció. Empezó fuerte, y le costó mantenerse ahí arriba. Lo que sí me gusta es el anuncio este de aquí al lado con tus "Instantaneas". Me lo pido.

Un abrazo y mucha suerte.

No Comments dijo...

La idea del micro es muy buena, quizá no mantuvo el nivel. Se podría intentar resumirlo aún más.

Esas instantáneas prometen, sí señor.

Un saludo indio

A.L.Zarapico(hydro) dijo...

Pues la verdad, creo que el final está muy logrado la verdad...el buen vampiro ya no sabía ni a quien había mordido.
Aunque claro todo lo podemos interpretar de maneras diferentes.Saludos a los tertulianos.

SIL dijo...

El que a colmillo mata...
a colmillo muere :)

After shave: sólo sangre.

Después de todo, qué mejor muerte podría tener un vampiro, bañado del rojo elixir y de hambrientas vampiresas ;D ??

Beso enorme, Martín.

SIL

Alís dijo...

Imagino a las doncellas abriendo un pub en el que en vez del after hour promocionan el after shave...

Lo tiene difícil el conde.

Un beso

Lady Mondegreen dijo...

La última imagen es magnífica.

Saludos

Neogeminis dijo...

Una impensada consecuencia por ser vampiro! ajajajaja
Saludos!

Isabel González dijo...

Es buan la idea Martín, pero se vislumbra el final desde mitad del relato. Un beso amigo, hacía un tiempo que no pasaba, andé ocupada.

Con tinta violeta dijo...

Pues a mí, que el cazador sea el cazado o el depredador la presa, me gusta, que se le va a hacer!
Bien Martín!
Abrazos!!!

Anadry dijo...

After shave o red bull?? bebida energizante de los vampiros jaja
Bueno, Martín !! como siempre!!
Oye !! avisa del libro, ehh!!!que quiero uno!!!
Beso gigante

Luis dijo...

Imposible contenerse, desde luego.

Lasosita dijo...

Tremenda imagen, rojo sobre blanco. Atractivo argumento.

Me ha gustado,
un saludiño, Martín!

Juan Vásquez dijo...

me ha gustado, aunque, con todo respeto, creo que le falta algo de impacto, por cierto, me gusta mucho tu blog

Rembrandt dijo...

A no preocuparse los vampiros no mueren por una pequeña mordida, je!

Besos Martin
REM

Netomancia dijo...

Las mujeres siempre primerean, hay que estar atentos, no hay chapa de vampiro que valga! Un abrazo Martín y felicitaciones por el libro!!!! Lo voy a conseguir ni bien esté a la venta!

Martín dijo...

Hydro, ya se extrañaba tu presencia por acá. Me alegra que te haya gustado. Un beso

Torcuato, claro que no. Ellas le ponen picante a estas historias. Saludos

Deigar, me alegro! ;)

Martín dijo...

Claudia, es un exquisito Bloody Mary! A tu salud! Un beso

Humo, me alegra que te hayan gustado los dos cuentitos. Que bueno verte de nuevo por acá. Un beso

Víctor, lamento que no te haya gustado esta vez. Te reservo un "Instantáneas". Un abrazo

Martín dijo...

Indio, siempre se puede reducir aún más, pero me pareció que en este caso necesitaba esas palabras para crear los climas. Gracias por tu opinión. Un abrazo

Hydro, otro comentario sobre el mismo micro? Ese alzehimer! jaja Un abrazo

Sil, claro que sí! Si yo fuera vampiro, también quisiera morir así. Un beso grande

Martín dijo...

Alís, sería un éxito comercial seguramente. Un trago delicioso, pero muy peligroso! Un beso

Lady Mondegreen, bienvenida al Living! Me alegra que te haya gustado y que hayas podido visualizar esa imagen final. Muchas gracias por tu visita y tu comentario. Un beso

Neogeminis, el vampiro fue víctima de sus propias técnicas. Me alegra que te hayas sorprendido. Un beso

Martín dijo...

Isabel, será que adivinaste las intenciones de esas vampiresas. Es un alegría verte por acá. Yo también anduve ocupado ultimamente, así que no te preocupes. Un beso

Con tinta violeta, me alegra que te haya gustado. Es lindo ver como los malos sufren sus propios castigos. Gracias por tu comentario. Saludos

Anadry, el libro saldrá pronto. Estate atenta! En cuanto al trago, esa sangre mezclada con energizante mantendría despiertos a los vampiros durante todo el día. Vaya problema! Ja Un beso

Martín dijo...

Luis, yo creo que a todos, en esas circunstancias, nos pasaría lo mismo. Un abrazo

Lasosita, me alegra mucho que te haya gustado. Esa imagen roja y blanca es digna de una película de Tarantino! Sí, señor! Un abrazo

Juan, bienvenido al Living! Todos los comentarios son bienvenidos. Quizás este relato necesite un mayor impacto. Te invito a leer todos los demás, a ver que te parecen. Me alegra que te guste el blog. Un abrazo

Martín dijo...

Rembrandt, gracias por la aclaración. Es que esos bichos son unos masoquistas! Un beso

Netomancia, no hay nada más peligroso (y tentador) que una mujer con colmillos. jaja Gracias por tu comentario. Un fuerte abrazo