lunes, 21 de junio de 2010

Taxímetros II

Acomodó en el baúl del automóvil una caja con bebidas alcohólicas, algunas sustancias prohibidas y una docena de discos de heavy metal.
–¿Adónde vamos? –preguntó el taxista.
–Al mejor lugar del Mundo –respondió el sujeto de los cuernitos.
Y el asfalto se abrió por debajo del vehículo hasta devorarlos.

27 comentarios:

Esteban Dublín dijo...

Mejor.

Fernando Remitente. dijo...

¡Maldición! ¡Me apunto a ese viaje!

Baizabal dijo...

Jeje, buena imagen, sugerente; me gusta más que el anterior.

Un abrazo

reina dijo...

jajja... el sujeto de los cuernitos... qué bien me traen algo de alcohol al infierno.... jaja

Netomancia dijo...

Se fueron al diablo! Ja, muy bueno Martín!!!!

SIL dijo...

Cómo me primereó Neto...

:)))

Genial, Martín.
La imagen es insuperable y la analogía perfecta.
Pero el comentario perfecto, es que el está arriba.
:D

Beso enorme

SIL

VINICIO ARIAS dijo...

Y a mi que me dijeron que ya estaba en subsuelo 3... por eso prefiero bajar las gradas.

No Comments dijo...

Este taxista II mejorando al anterior, de momento me apunto a este viaje, pues promete.

Un saludo indio

Alís dijo...

jajajaja, muy bueno. Sorprendente

Al menos viajaron surtiditos

Besos

Víctor dijo...

Pues entre el cielo y ese lugar, Martín, no sé ya qué escoger. Bueno, sí lo sé, pero mejor me callo. Me gustó.

Un saludo.

Maite dijo...

Me ha gustado mucho este "Historias del taxi" Mejor que el anterior. La imagen es muy viva, y como ya se ha dicho alguna vez en otros micros, es como una viñeta.

Felicidades. Un abrazo

Claudia Sánchez dijo...

¿Qué? ¿el cornudo no se iba de juerga por despecho? Oops...
Muy bueno Martín, como siempre.
Besos,

manuespada dijo...

¡Al infierno! Podrías hacer otra versión con el cielo. Muy gráfico.

Jesus Esnaola dijo...

El mismísimo Angus Young se sentiría orgulloso. Me gustó, Martín.

Un abrazo

Adivín Serafín dijo...

Tenía más razón que un santo.

Blogsaludos

Miroslav dijo...

Martín, el rojizo fulano tenía los consabidos cuernos luciferinos, una larga cola endiablada y...las putas llaves del cielo!!!
Miroslav

edu salas dijo...

y con música de la mejor... así vale la pena...

Luis dijo...

Bueno esto si que es imaginación. Que fin de semana les espera en aquel lugar de fuego.

Anadry dijo...

Moraleja: portate mal y estarás en "la gloria"!!!!
Muy bueno, Martin !!!
(ya leí que muchos quisieran estar en ese viaje...¿exceptuando las sustancias, ... el alcohol y el heavy metal no estan prohibidos, aún, no?????)
Beso gigante!!

Martín dijo...

Esteban, me alegra que esta te gustara más. Ya seguirá la secuela. Saludos

Fernando, ya veo porque desapareciste por unos días! jaja un abrazo

Baizabal, mejor así. Ya llegará la continuación. Gracias! Saludos

Martín dijo...

Reina, me hiciste reír. Vos también fuiste en taxi hasta allá? Un beso

Neto, el viaje habrá sido corto no? jaja Un abrazo

Sil, los comentarios a veces superan el relato, como en este caso. Gracias! Me alegra que te haya gustado la analogía. Un beso

Martín dijo...

Vinicio, bienvenido al Living! Gracias por tu visita y tu comentario. Espero verte de nuevo por aquí, después del descenso al próximo subsuelo! Un abrazo

Indio, el viaje va a ser divertido. Ya seguirá. Un abrazo y gracias.

Alís, lo importante fueron las provisiones. Pero cuando se acaban, siempre están obligados a volver. Un beso

Martín dijo...

Víctor, si lo vieras, sabrías fácilmente que escoger! Gracias. Me alegra que te gustó! Un abrazo

Maite, intenté que fuera gráfico. Seguramente vendrán a visitarnos otros taxistas en el futuro, cuando vuelva de este viaje. Un beso

Claudia, no, por despecho no. Sino por vicio nomás.. jaja un beso

Martín dijo...

Manu, buena idea. Quizás el próximo viaje nos lleve para allá. Gracias! Saludos

Jesús, que bueno que sumes a Angus a ese viaje. Allí va, descendiendo a los infiernos, tocando "Highway to Hell". Gran comentario! Un abrazo

Adivín, el viaje del santo hubiera sido seguramente más aburrido. Saludos y gracias por comentar!

Martín dijo...

Miroslav, que honor recibir tu visita por aquí! Bienvenido a mi Living! Llegaste justo para ir al viaje al infierno. Me alegra que hayas traído las llaves! Muchísimas gracias por tu visita y por comentar! Un abrazo grande

Edu, la música es fundamental e ideal para estos casos. Un abrazo

Luis, la fiesta durará todo lo que duren las provisiones. Saludos

Martín dijo...

Anadry, será esa la gloria? Como sería portarse mal? Me dejas muchos interrogantes en un solo comentario. Me gustó la moraleja! Gracias por invitarnos a pensar y divertirnos! Un beso grande

Juan Vásquez dijo...

me gustó