sábado, 7 de noviembre de 2009

La bella y la bestia

Todas las noches en la cama, me transformo en una bestia. Estoy seguro de que ella me hubiera alertado, pero se dio cuenta demasiado tarde.

27 comentarios:

mardelibertad dijo...

Cuanto dices, sin poder avisar....
Saludos

Netomancia dijo...

O se hacía la tonta porque le gustaba, no? Un abrazo Martín!

Neogeminis dijo...

jjejeje...se ve que le gustaba!

un abrazo.

Luis dijo...

Tanto te quería que no supo decirte lo que estaba sucediendo hasta que fue demasado tarde.
Seguro que la debas mucho amor.
Un saludo

Luis dijo...

Tanto te quería que no supo decirte lo que estaba sucediendo hasta que fue demasado tarde.
Seguro que la debas mucho amor.
Un saludo

Quimera dijo...

Me recuerda a alguien... :'(

Lasosita dijo...

Es que la pasión a veces, engaña por proximidades.

Inmaculado relato cortísimo!

Buena esencia encerrada en corto trazo, Martín!

Un saludo.

BLAS dijo...

Las sorpresas están muy bien.
saludos.
jajajajaj

Martín dijo...

Mar de libertad, ella sin embargo no tuvo tiempo para decir nada! Gracias por tu comentario. Saludos

Netomacia, es probable. Lo que no me queda claro es cual de las dos personas, si el hombre o la bestia. Un abrazo

Neogeminis, parece que si! Espero que el relato te haya gustado también a vos. Saludos

Martín dijo...

Luis, el amor a veces nos lleva a límites inconvenientes, no te parece? Gracias por tu comentario! Un abrazo

Quimera, eso es bueno o malo? Nunca son agradables lo malos recuerdos. Un beso

Martín dijo...

Lasosita, muchas gracias por tus generosas palabras! Me alegra que te haya gustado. Un beso

Blas, las sorpresas aparecen cuando menos las esperamos, sino no serían sorpresas.. Un abrazo!

mara-mara dijo...

Bestial!

Martín dijo...

Mara-mara, sin dudas el protagonista es un personaje bestial! Un beso

Esteban Dublín dijo...

Martín: Estoy seguro de que ella.. No seguro que ella.

El cuento todavia lo estoy digiriendo. Dame dos días.

Martín dijo...

Esteban, ya lo corregí. Gracias

mara-mara dijo...

Martín, con la palabra bestial quise decir dos cosas, pues es una palabra con dos claros significados:
1 Que (el protagonista)es cruel, brutal o irracional y carece de compasión o humanidad
2 Que (tu relato)es muy grande, extraordinario.

Sigo manteniendo la palabra "bestial" como perfecto comentario para este mini relato!!

Besos

SIL dijo...

Cortito y al pie...
A todas nos gustan las bestias, sólo que nos hacemos las tontas, y por no eso no alertamos a nadie.
Je.
;)
Un beso, Martín.

cosasimpropias dijo...

o tal vez le gustaba...

Lisandro dijo...

UFFFFF!!! buenisimo!!!!

Martín dijo...

Mara-mara, muchas gracias! Así lo había entendido y me gustó mucho tu comentario! Bestial! Un beso

Martín dijo...

Sil, hay algunas bestias que pueden ser peligrosas. Anda con cuidado! Un beso

Cosasimpropias, seguro que si! sino el final hubiera sido diferente. Saludos

Lisandro, muchas gracias por tu comentario! Me alegra que te haya gustado. Saludos

Ignacio Reiva dijo...

Martín, hubiese sido peor que te convirtieses en la Bella. Un gran abrazo.

ariadna dijo...

el tema es el siguiente: ¿también ella se convertía en bella?

Clara dijo...

Por algo dicen que el amor es ciego... no nos conviene ver ciertas cosas.

Un beso,

Martín dijo...

Ignacio, totalmente de acuerdo con vos. Quizás en una segunda parte. Saludos!

Ariadna, bienvenida al living! Yo creo que sí, lástima que le duró poco el hechizo. Gracias por tu comentario. Un beso

Clara, estoy de acuerdo con tu opinión, sobre todo si las cosas que tenemos para ver son tan feas. Un beso!

Ananda Nilayan dijo...

OH!!!!! OO... jajajajaja

Martín dijo...

Ananda, que bueno haberte hecho reir! Saludos