miércoles, 21 de octubre de 2009

Zapping

En apenas una hora, colmó sus ojos de imborrables imágenes televisivas, una vez más. El gol de Maradona a los ingleses en el ’86, un viaje en el tiempo a bordo de un De Lorean DMC-12, el grito de victoria de Balboa abrazado con Adrian, los desopilantes disparates de Balá, un concierto rimbombante de Madonna, la sensual apertura de piernas de Sharon, la llegada del hombre a la Luna, el vuelo en bicicleta de un niño y su extraterrestre, la ternura del Chavo y sus vecinos, y las últimas hazañas de James Bond, se mezclaban ordenadamente en la pantalla, a su gusto y demanda. Qué belleza, cuántos recuerdos, pensaba. Mientras Sam tocaba el piano en Casablanca, el televidente cerró los ojos con lentitud. La música siguió sonando por un largo rato, aunque él, desde su cama cada vez más fría, la dejó de escuchar.

33 comentarios:

Raúl dijo...

Buen relato y, además un título acertadisimo, Martín.

Pd.- Por cierto, ¡soy el primero!

Magah dijo...

GENIAL, ya me aburre a mi misma decírtelo, pero el mimo al escritor siempre le viene bien, le masajea el ego y lo hace mas valiente para la producción, entonces, para ud: GENIAL; GENIAL; GENIAL.
He paseado con esas imágenes televisivas, escuchando la música, oliendo los oportunos perfumes asociados a cada escena de mi vida en donde aparecía cada personaje.
Tras ello, puedo morir en paz.

Abrazo

MAGAH

cosasimpropias dijo...

extraño hacer zapping loco

Lisandro dijo...

Wow!!!! me quede helado!!! un abrazo amigo, muy buen post!

Solecito dijo...

Como todo lo que escribís, me gusta.

Saludos, ☼

SIL dijo...

Ja!
Sí que disfruté paseando por todos esos recuerdos...
Tu protagonista hizo un zapping que en este exclusivo caso, valió la pena !!!
Suerte que cerró los ojos a tiempo y se murió con la imagen del DIEGO en el 86...
Si hubiera visto su último show...,definitivamente no se hubiera ido con la misma paz...

GENIAL otra vez.
Un beso enorme, Martín.

Harold Diaz dijo...

Precioso cuento!! me encantó.

Saludos!

K a p p i e dijo...

Me recuerda a mí viendo documentales de historia mundial :|

Claro, en mucho de eso no estuve presente (quizá mi vida pasada u-u)
Pero bueno

Genial su entrada


Saludos !

Netomancia dijo...

Un zapping de los que valen la pena, con imágenes que nos han quedado grabadas de fuego.
Solo falta que al final le pidas a Sam que haga zapping de nuevo.
Un abrazo!

no comments dijo...

Entiendo que en el momento de la muerte se nos muestra nuestra vida a modo de zapping, como si viéramos un programa televisivo...

Muy bueno, Martín

Un saludo indio

Luis dijo...

Así es nuestro día a día. Un ir pasando de una imagen a otra sin darnos tiempo para un respiro.
Excelente cuento Martín, como siempre.

Javier Alfaro Martínez dijo...

Hola, Martín.

Un homo zapping menos en esta evolutiva relación con el medio más influyente de nuestros míseros tiempos, la televisión.

Buen relato.

Víctor dijo...

¿Es así como se hace el repaso de nuestra vida antes de morir, Martín? ¿Como un simple zapping? ¿Y no tiene ningún recuerdo literario? ¿Tantas horas se pasaba pegado al televisor?

Buen relato, que reclama una segunda lectura. Ah, y la mitad de esos recuerdos quizás se pasen también por mi cabeza cuando muera.

Un saludo.

Esteban Dublín dijo...

Martín, creo que el texto es un poco superficial. Aunque ojo, no me malinterprentes: para ti como argentino el gol de Maradona del 86 por supuesto es inolvidable, pero por ejemplo, a mí el Chavo lo último que me produce es ternura. Siento que escribiste movido por los recuerdos televisivos, que son respetables, claro, pero que a mí particularmente me parecen superfluos. Además, querido amigo, te dejaste llevar por el afán y antes de publicar se te fueron unos errores gramaticales que hasta ahora no te había visto porque siempre eres muy pulido.

No es más: sólo mi opinión. Un abrazo.

Martín dijo...

Raúl, en el título me permití utilizar una palabra en inglés, porque creo que no hay otra que defina mejor el ejercicio de recorrer escenas de esa manera. Me alegra que te haya gustado, y es un placer que hayas sido el primero en comentar! Muchas gracias. Saludos

Magah, me alegra que esas escenas te traigan también a vos algunos recuerdos. Gracias por alimentar mi ego! Un beso

cosasimpropias, quizás debas empezar por comprar un televisor.

Martín dijo...

Lisandro, que bueno que te haya gustado, y que a pesar de estar helado, hayas podido comentar! Un abrazo

Solecito, muchas gracias. Me alegra que te guste pasar por acá. Un beso

Sil, coincido con lo del Diego. Estoy seguro que cada uno tendrá su propia versión del zapping. En esta, de alguna manera, quise homenajear algunos momentos que seguramente no olvidaré jamás. Gracias por tu comentario. Un beso

Martín dijo...

Harold, me alegra que te haya gustado. Muchas gracias por tus elogios. Saludos

Kappie, eso es la ventaja que tiene que exista el archivo. Hay imágenes que no tienen tiempo, como este Living. Gracias por tu comentario. Un abrazo

Neto, me hiciste reir con lo de Sam, creo que ya debe estar cansado de que le pidan el "bis". Me alegra que compartas esos recuerdos. Un abrazo

Martín dijo...

No comments, eso es justamente lo que quise reflejar. Me alegra que te gustó. Un abrazo

Luis, coincido contigo. Y debe haber un momento en el que todos hacemos un resumen de esas escenas, en solo un ratito. Gracias por tu comentario. Un abrazo

Javier, no soy un gran fanático de la televisión. De todos modos, creo que es el medio ideal para resumir las imágenes de nuestra vida. El homo zapping (que buena definición!) morirá en su ley. Un abrazo

Martín dijo...

Víctor, la verdad es que desconozco en que manera se dará ese resumen (incluso, desconozco si realmente existe), pero me pareció una buena manera de simbolizarlo, en estos tiempos tan televisivos. En mi caso, te aseguro que habrá muchos recuerdos literarios/familiares/de amistad que prevalecerán sobre estos. Ojalá! Gracias por comentar. Un abrazo

Esteban, como siempre, son bienvenidas también las críticas. Creo que la supuesta superficialidad de la que hablás es consecuencia de la subjetividad de gustos. Hay gente que, por ejemplo, odia el fútbol o el rock and roll, y eso no significa que no puedan ser importantes para otros, o generarle recuerdos imborrables. La intención de este relato fue, además de contar una historia, homenajear algunos personajes y momentos de mi adolescencia, que pueden parecerte superfluos o poco comunes (sería una lástima por ejemplo, que no hayas podido disfrutar de Balá), pero me pareció divertido incorporarlos aquí.
Por otro lado, encontré un tilde faltante y ya lo corregí. Gracias por avisar. Saludos

mara-mara dijo...

La verdad, es que para un aficionado a la televisión, considero que tuvo la mejor de las muertes.
Mis felicitaciones desde aqui para ese televidente y para el que se le ocurrió relatarlo en forma de mini cuento. Muy original Martín!

y aunque hoy me despido con cierto escalofrío..., en el fondo siempre me queda la sonrisa. :)

Martín dijo...

Mara-mara, sin dudas el protagonista tuvo una muerte mejor que la de las películas. Muchas gracias por tus palabras tan elogiosas. Un beso

mara dijo...

Un relato lleno de recuerdos....besos

Martín dijo...

Mara, indudablemente siempre es lindo recordar. Un beso

Romina E. dijo...

Por su capacidad de contar grandes cosas en poco texto, desde mi sitio le he dejado un Premio
Besos!

Neogeminis dijo...

a veces, con los apuros del ritmo actual, nuestra vida parece un zapping, donde logramos apenas tener una vaga idea de lo que en realidad se nos ofrece.

hasta cada rato!

Lasosita dijo...

Me ha encantado, la verdad!

Pensar que se va... con lentitud, lleno de las imágenes conocidas, rememoradas incluso en otras ocasiones, mientras la frialdad... llega.


Un saludo, Martín!!

manly dijo...

La mejor muerte que uno se puede imaginar: morir soñando.

Citopensis dijo...

La vida que termina como un "remember" infinito de lo que fue en imágenes y no fue como ser humano.

A veces parece que estamos patrocinados por Sony.

Y tal.

Ananda Nilayan dijo...

Pues llevas razón, Martín, uno zapea absorto y al final se duerme sin más. A mi me ha gustado este homenaje al zapping y cambié rápido de canal cuando me saludó el chavo y sus vecinos, arrrgggg!!!! ^^
Para gusto, los colores.
Un abrazo.

Martín dijo...

Romina, muchas gracias por ese hermoso premio! Siempre es lindo recibir un reconocimiento. Me alegra que te guste mi blog y que siempre regreses. Un beso

Neogeminis, asi es. Eso es un poco lo que el relato pretende mostrar. Gracias por comentar. Un abrazo

Lasosita, me alegra que te haya gustado. Es una buena forma de morir, sin dudas. Un beso

Martín dijo...

Manly, coincido con vos. Y ademas, soñar no cuesta nada. Gracias por comentar. Un beso

Citopensis, esa empresa va a estar contenta por el aviso que dejas aquí. jaja Un abrazo

Ananda, me alegro que te haya gustado. Una lástima que no te agrade el chavo! jaja Gracias por tu comentario. Saludos

Javier Ortiz dijo...

Un texto lleno de homenajes televisivos. Muy bueno, Martín.

Martín dijo...

Gracias Javier. Me alegra que te haya gustado este homenaje. Saludos