miércoles, 28 de octubre de 2009

El dragón ausente

Escondida entre los multicolores montes Apeninos, se encuentra la morada de un dragón bravío. Se discute, entre los especialistas, la razón por la cual, desde hace siglos, el animal fabuloso no accede a ser visto. Algunos afirman que se esconde por vergüenza, desde que perdió la capacidad de producir fuego. Otros, con mayor rigor histórico, aseguran que el dragón se condenó al ostracismo por remordimiento. Sólo así se explica que su desaparición haya sido concurrente con aquel famoso incendio de Roma.

37 comentarios:

Neogeminis dijo...

jajajajaa...buenísimo! (y pensar que le habían echado la culpa al loquito de Nerón!)

jajaja, me encantó!

HUMO dijo...

Y yo que todo este tiempo le echaba la culpa al cruel Nerón!

=) HUMO

Carina Felice dijo...

El Dragon era un incomprendido social. Seguramente.

Lisandro dijo...

jajajajajajaj.... y Todos contra Neron... jajaja... buenisimo!!!! Ese dragon si que se paso de listo!!!!

Rembrandt dijo...

Era la mascota de Neron????
jajajaja. Buenísimoooooooo

Besos
REM

SIL dijo...

Nada de exonerar a Nerón !
El dragón actuó por encargo.
Luego, fue encerrado y obligado a callar...

Buenísimo, otra vez.
Un beso enorme, Martín.

Nancy dijo...

Bravo, excelente cuento...
No puedo decir más... quienes me antecedieron me quitaron las palabras de la boca (perdón, del teclado), pero lo dijeron mejor de lo que pude haberlo hecho yo.
Apapachos

Javier Ortiz dijo...

Este dragón, si sigue encerrado va a generar más mitos.

Bueno y divertido este micro.

Víctor dijo...

¿Causalidad o casualidad? Yo apuesto por el dragón pirómano, Martín. Nerón es inocente.

Un saludo.

Orologiaio dijo...

Ay, Los Apeninos... como Marco.

:P

Raúl dijo...

Entonces, ¿el causante no fue nerón?

mardelibertad dijo...

Lajaaj que mas decir , lo dijeron los demas.
Que aburrido debe estar el dragon sin Neronjajaja

Luis dijo...

Quizás ahora no estaría mal que el buen dragón se diera una vueltecita por aquella ciudad para que apreciase lo que los humanos somos capaces de hacer. Probablemente sería tildado de comunista, como los jueces je, je.
Y es que no escarmentamos.

Quimera dijo...

Tal vez lo que nunca se dijo en la historia es que Nerón no era humano!! Saludos!

Paula Daiana dijo...

La verguenza y el remordimiento, me dejaste pensando en eso!
Extrañaba pasar por acá!!! Muy lindos post como siempre!
Besoss
Pau

Harold Diaz dijo...

Coincido plenamente con SIL, Nerón fue el autor intelectual, el dragón es una victima más, razón suficiente para no salir toda la vida!!

Saludos!

Javier Alfaro Martínez dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Javier Alfaro Martínez dijo...

Ahora entiendo la confusión al respecto; unos culpando a Nerón y este a la vez a los cristianos. La realidad fue que un simple e involuntario estornudo fue la causa que ocasiono esa gran tragedia. Los incendios en Roma en esa época eran muy habituales, ya que la mayoría de barrios populares estaban construidos con edificios de madera, y teniendo en cuenta que el clima del lacio no es muy húmedo. El fuego producido por el dragón se extendió con rapidez.

Un accidente fatal, pero al fin y al cabo un suceso accidental. Eso habrá que hacerle entender a nuestro amigo mitológico.

Excelente, Martín.

Disculpa, cancelé el anterior comentario porque por error lo envié antes de terminarlo.

Martín dijo...

Neogeminis, que bueno que te gustó! El pobre Nerón pagó las cuentas injustamente. Muchas gracias por tu comentario. Saludos

Humo, y Nerón era una víctima más! jaja Un beso

Carina, que interesante lo que planteas. La incomprensión natural de la sociedad hacia todos aquellos que tienen un gran fuego interior. Que bueno verte por acá. Un beso

Martín dijo...

Lisandro, pero a la larga el dragón pagó con su remordimiento! Gracias por tu comentario. Un abrazo

Rembrandt, buena idea la de la mascota. Es una posible versión de la historia! jaja Un beso

Sil, esa teoría conspirativa me cierra y explica todo. Los especialistas estarán agradecidos. Gracias por tu comentario! Un beso

Martín dijo...

Nancy, veo que encontraste buenas palabras para agregar! Muchisimas gracias! Me alegra que te gusto! Saludos

Javier Ortiz, justamente los mitos se generaron desde su desaparición! Gracias por tu comentario! Saludos

Victor, me deja pensando tu pregunta. Me gusta la imagen del dragon piromano! jaja Coincido con vos. Un abrazo

Martín dijo...

Orologiaio, si, a mi también me trajo el recuerdo de Marco! Gracias por compartirlo. Un abrazo

Raúl, parece que no! Un abrazo

Mardelibertad, estoy seguro que lo debe extrañar. Gracias por comentar. Saludos

Martín dijo...

Luis, buena reflexión la tuya. Creo que tenés razón. El hombre sabe hacer más daño que el dragón. Gracias por tu comentario. Un abrazo

Quimera, o sea que el dragón se llamaba Nerón? jaja Buena teoría! Un beso

Paula, gracias por pasar por aquí y por tu comentario. Espero que regreses pronto. Saludos!

Martín dijo...

Harold, veo que son varios los que sostienen esa teoría. Voy a terminar pensando que es así. Gracias por tu comentario. Un abrazo

Javier, tu explicación resume la mejor de las teorías. Creo que después de eso, se acabaron los debates. Gracias por traernos claridad. Un fuerte abrazo

Natalia Astúa Castillo (Natalia Astuácas) dijo...

Amigo... no se si fue él, creo que fue alguien con muy malas intenciones, un ser humano con daño y culpó al dragón... era lo más fácil de creer...

El dragón está triste.

Besos y abrazos.
Cuidate Martincito.

Vir dijo...

así que fue el dragón?
me gusta más esta versión que la de un loco emperador tocando la lira y creyendose dios

beso

mara-mara dijo...

Martín, me alegra saber que finalmente pudieras dar esquinazo a aquella rosa que corría tras de ti con cuchillo en mano y nos hayas podido traer este cuento tan revelador y fructífero; digo fructífero por la variedad de comentarios que se han dejado. Me ha encantado la versión del estornudo de Javier, solo espero que ese dragón no haya dejado descendencia o que al menos no haya heredado de su progenitor la facilidad de resfriarse.

Besos.

Netomancia dijo...

La culpabilidad tiende a que nos escondamos. Muy bien escrito Martín, un abrazo!

no comments dijo...

Plas plas plas. Muy buen relato. Ese dragón con remordimiento causante de incendios...

Quería felicitarte por conseguir el Primer Premio en el concurso de este mes de octubre en la web minificciones.com.ar, por tu micro "Bichos"...

Un saludo indio

Martín dijo...

Natalia, coincido con vos sobre la tristeza del dragón. Lo usaron de chivo expiatorio. Pobrecito! Gracias por tu comentario. Un beso

Vir, por suerte el dragón no toca la lira. Eso ya sería demasiado fantasioso, no? Gracias por comentar. Saludos

Mara-mara, muy gracioso tu comentario. Sigo aquí por suerte, igual que el dragón! Un beso

Martín dijo...

Netomancia, coincido con vos. Dicen que por algo parecido se esconden los ñandúes. Gracias por tus palabras. Un abrazo

No comments, doblemente gracias. Realmente fue una sorpresa ese primer premio en el concurso. Me alegró muchísimo recibir el reconocimiento de los colegas. Te mando un abrazo

Mandy D. Sandoval dijo...

Hola Martín:

Que bueno, me gusta.

Perdón por la ausencia, es que he estado a la busca y captura de una editorial que se moje.

Un cordial saludo, amigo.

SIL dijo...

Todo BICHO que camina, va a parar a la vitrina de Martín.
;)
Enhorabuena, amigo.

Martín dijo...

Mandy, que bueno verte de nuevo por aquí. Espero que hayas encontrado editorial. Me alegra que te haya gustado. Un beso

Sil, deberá colocar una vitrina en una pared del living entonces? Estoy muy contento y sorprendido de haber ganado ese premio! Muchas gracias por notarlo y por mencionarlo aquí. Un beso

Dragon de Azucar dijo...

¿Quizá se aburrió de los hombres y sus exigencias?

Saludos

Martín dijo...

Dragón, quizás... no sería raro. Saludos!

El bardo dijo...

Ahora ya se donde se escondió el dragon despues de volverse rojo, gran pequeño relato.

Gracias por pasar por mi blog.

Un saludo del bardo