lunes, 1 de junio de 2009

Las visitadoras

Descubrí que las muñecas de mi hermana cobran vida en la madrugada. Abandonan, delicadamente, la casita en miniatura de la habitación contigua y entran en la mía, semidesnudas, para colarse en el cajón de mis muñecos articulados. Hago silencio para no molestarlos y, con los ojos cerrados, escucho el sonido del plástico retorciéndose, galopante contra la caja de madera. Media hora más tarde, se retiran sonrientes y despeinadas, con su flexible cuerpo agotado y la misión cumplida.
El episodio se repite, indefectiblemente, noche tras noche, aunque hoy, promete ser diferente. Asomado a la puerta de mi cuarto, el alegre rostro plástico de la muñeca gigante que le obsequié a mi hermana por su cumpleaños, observa el grueso candado que coloqué en el cajón de los juguetes y me guiña un ojo. Todos duermen, excepto nosotros.

58 comentarios:

Orologiaio dijo...

Esas muñecas siempre tuvieron un no sé qué libidinoso en la mirada...

;)

no comments dijo...

Imagino que esa muñeca gigante también se retiraría media hora más tarde, sonriente y despeinada, con su flexible cuerpo agotado y la misión cumplida... ¿no?

jejeje

Netomancia dijo...

La tentación del plástico, no hay nada que hacerle. Cuídese que no lo hagan de goma.

Saludos!

ana dijo...

Ja ja ja ja ja.

Ayyyy Dios eso se merece una segunda parte.

Un beso muy fuerteeeeee.

Como siempre estos relatos tuyos me encantan. Son realmente diferentes.

eva- lazarzamora dijo...

Cuidadin con las muñequitas, recuerda a la novia de Chucky...
No le quites el candado por si las moscas, je, je..

Besos

P.S. Que me gustô esta entrada de la habitaciôn de muñecas.

jose rasero dijo...

Muy bueno Martín
Abrazos

Víctor dijo...

Buena toy story para mayores de 18, Martín.

Un saludo lelo!

Ro dijo...

Martín, tu relato genial como siempre.Vaya con las muñequitas...ten cuidado con la muñeca gigante. Jajaja
Besos

Adolfo Payés dijo...

siempre es un gusto leerte, muy creativo me gusta..

saludos fraternos
un abrazo

que tengas una buena semana

HYDRO dijo...

Pues no sabes tú "ná".jejeje saludos.

Juls dijo...

AJJAJAJAJJAAJAJAJAJAJAJAJJAJAJAJAJAJAJAAJJAJAJAJAJJAJAJAJAJAJJAJAJAAAJJAJAJAJAJAJJAJAJAJAJAJJAJAJAJAJJAJAJAJAJJAJAJJAJAJA
ME ENCANTÓOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO!!!!!!!!!!!!!AJJAJAJAJ

Muchísimas felicidades ^^

Sil dijo...

MARTIN

El cumpleaños de tu hermana fue antes o después de que las muñecas mimosonas cobraran vida por las noches...?
Solo intento establecer si le compraste una muñeca gigante por casualidad o a propósito...
GENIAL- Y MÁS, como siempre.

BESOS de living (antes de que llegue la muñeca...)

taami dijo...

La prox fíjate que muñecas le compras a tu hermana,ahora sabes que regalo regalarle a tu hermana y que a vos te sirva jaja Un beso enorme.Me encanto el blog ♥

martin dijo...

Muy bueno,me gusto.¡Cuidado! no
despiertes la ira de tus seguidoras
jajajajaja-un fuete abrazo-

Neogeminis dijo...

jajajajjaa...pero qué traviesas son esas muñecas! jejejee...y tus muñequitos...cómo responden??????????? jajajajaa


un abrazo!

P.d

me parecen estupendos tus mini relatos!

Martín dijo...

Orologiaio, mi hermana le arrancó los ojos a algunas de ellas, pero aún así, me miraban por el agujero. Un abrazo

Nocomments, es probable que así sea, todavía no se fue. Gracias por comentar. Saludos

Netomancia, ya lo dice una vieja canción de Radio Futura: "Dicen que tienes veneno en la piel, y que estás hecha de plástico fino...". Buen comentario. Un abrazo

Ana, me alegra que lo hayas disfrutado. Muchas gracias por tu comentario. Un beso

Eva-lazarzamora, el candado seguirá ahí por unas noches. Gracias por tu consejo. Saludos

José, muchas gracias! Saludos

Victor, es verdad. No había pensado esa relación con Toy Story. Gracias por tu opinión. Saludos

Ro, que bueno que te haya gustado. Gracias por tu visita. Un beso

Adolfo, gracias por tu incondicionalidad, te mando un fuerte abrazo.

HYDRO, solo se que no se nada, saludos

Juls, que bueno que te haya gustado!! Gracias por tu comentario tan efusivo! Un beso

Sil, mmm.. jamás te voy a confesar eso. jaja. Besos de living

Taami, bienvenida al living! Es la primera vez que no tuve que pensar mucho! Espero que vuelvas pronto! Un beso

Tocayo, lo último que quisiera es despertar la ira de algún lector, son inocentes muñequitas. ;) Un abrazo

Neogeminis, me alegra que te gusten mis mini relatos, tan pequeños como los muñequitos! Un beso

Ignacio Reiva dijo...

Que final. Una muñequita, verdaderamente.

HUMO dijo...

Una buena compañía jajajajaj siempre igual tiene su lado morboso y misterioso el encanto de tus cortísimos y excelentes cuentitos!!!

=) HUMO

Esteban Dublín dijo...

¡Palmas, palmas y más palmas!

Martín dijo...

Ignacio, un poco fría, pero una muñeca al fin. Gracias. Saludos

HUMO, es un poco morboso, es cierto! Me alegra que te gusten mis cuentos. Un beso

Esteban, muchas gracias. Saludos

Anónimo dijo...

pìcaramente me da un poquito de envidia la muñequita grande.¡somos humanos!.un beso.

Isady dijo...

Me gusta la analogia que haces con las muñecas de plastico y el mundo real, supongo que alguna ves todos hemos pensado que los juguetes que teniamos de pequeños cobraban vida.

Excelente como siempre Living¡¡¡¡

Un beso.

Martín dijo...

Anonimo, dicen que cada uno envidia lo que no tiene! Gracias por tu comentario y por tu anónima visita. Un beso

Isady, sin dudas existe cierta analogía, el Mundo cada vez es más plástico. Gracias por tu comentario tan generoso. Un beso

Habitaciones rojas, pensamientos negros dijo...

Muy bueno!!! Pero muy bueno!!! Viste que no eran solamente mis estatuas de yeso las que cobraban vida por la noche. Que disfrutes de la muñeca gigante... jajaja

Besos rojos,
HR.

Alejandro Ramírez dijo...

Muy bueno... pero muy bueno, Martín.

Pero acabo de recibir en mi correo una réplica de la hermanita (parece que también te lee): "Ya entiendo por qué me regaló una muñeca inflable..."

Un abrazo de living (al estilo de Sil)...

Martín dijo...

HR, es cierto. Recuerdo esa entrada tuya ahora. Tiene alguna coincidencia. Me alegra que te guste. Un beso

Alejandro, muchas gracias amigo. Me hiciste reir con tu comentario. Abrazo de living!

Carla dijo...

Que miedo da eso!
Muy buen post Martin!

Martín dijo...

Carla, no debes tener miedo; son inofensivas con las mujeres. Gracias por tu comentario! Saludos

Diego_029 dijo...

Cai de casualidad a tu blog y me rei mucho con el post.
Nos estaremos leyendo.

una más... dijo...

Me pregunto si tu roce con ella hará un sonido parecido al que describes.. no existen " muñecos gigantes "? para comprobarlo nada más..duda existencial :P jajaj
Qué imaginación la tuya..
Beso humano.. :)

Martín dijo...

Diego, bienvenido al living! Que bueno que te haya gustado. Espero que regreses pronto. Saludos

Una más, seguramente existen muñecos. Solo debes averiguarlo. ja Un beso

"La LoCa De LoS GaToS" dijo...

me dan miedo las muñecas de tu hermana jajaja deja los porros jeje un besiko

Martín dijo...

Loca de los gatos, esta es literatura de agua mineral. Un beso

claudia paredes dijo...

Mis Barbies no hacen tanto ruido ;)

adriana rey dijo...

Jajaja! Martín, antes que nada asegurate de que no sea una muñeca que habla, que mañana te pide que la lleves al cine y de la mano por la calle, jajaja

jordim dijo...

todas las muñecas son unas furcias..

Natalia Astúa Castillo (Natalia Astuácas) dijo...

Ay amigo, a mi me dio como miedo la historia de hoy, je je je creo que me acobardé uy...

Un beso querido, cuidate mucho, besitos abrazos y un té.
CuidaTE.

Naty dijo...

Qué sutileza hay en tu relato. Dices todo, sin decir nada. La insinuación, mi juego favorito! En nuestra imaginación todo es posible, y que bendición que ella exista. Pero la tuya, me supera día a día, me sorprende, y hace que la mía crezca a pasos agigantados. Es como animarse a soñar leyéndote, soñar que todo es posible, soñar que no existen barreras. (Te diré que Gepetto ha quedado un porotito al lado tuyo, qué expresión tan vulgar la mía, porotito, pero bueno, es la que va.)
Me encanta, me encantan tus cuentos. Y coincido con alguno de tus lectores, da para continuación.
Un beso grande Martín!

Martín dijo...

Claudia, tenés suerte! Un beso

Adriana, eso si que sería el colmo no? jaja Gracias. Saludos

Jordim, no puedo comprobar tu afirmación. Solo conozco las del relato. Gracias por tu visita. Saludos

Natalia, no te acobardes amiga! Es solo ficción! Gracias por el té. Un beso

Naty, considero importante la sutileza, sobre todo el relatos tan cortos. La insinuación enciende la imaginación que estos cuentos requieren. Gracias por tus comentarios siempre tan generosos, me alegra que te sientas a gusto por aquí. Un beso!

Dragon de Azucar dijo...

Las muñecas gigantes son uno de los mejores inventos para los niños en desarrollo, si lo sabremos quienes tenemos hermanas...

Saludos

Mandy D. Sandoval dijo...

Hola Martin ;D

Compartinos la misma pasión por los micro relatos. Ya te he visto por mi blog.

Muy bueno... pero muy bueno. Continua así.

Un saludo amigo.

febade dijo...

Qué gran relato. Muy original.

Un saludo

Johan Bush Walls dijo...

Espero que la muñeca haya sido voluptuosa y con buen ánimo, y que la fiesta haya durado más de media hora.

Salú pue.

Martín dijo...

Dragon, que bueno que te hayas sentido identificado con la historia. Saludos

Mandy, bienvenida al living. Gracias por tu visita y tus comentarios. Nos seguimos leyendo. Saludos

Febade, bienvenido al living. Me alegro que te haya gustado. Gracias por tu visita y por seguir el blog. Un abrazo

Johan, eso no lo puedo contar! Salú pue.

lalagoesfishing dijo...

Qué buena idea el regalo para la hermana xD

Luís dijo...

!!!Bien Martín¡¡¡ hoy alcanzaste cotas altísimas en eso de la imaginación.
Me gustó muchísimo tu texto de hoy.
PAZ

Clara dijo...

Qué bueno! He disfrutado mucho leyéndo tu relato... es fantástico!

La muñeca promete... las noches se presentan moviditas.

Un beso,

hadanevada dijo...

te superas cada vez....me kedo muda ante tanta sonrisa y despeine,.. plástico sudoroso, candados entre las sábanas, noches de juegos robados...uf!!! me voy a dormir, esto es mucho para mi...jajajjaja, genial, genialísimo....
un beso.

Galán de Barrio dijo...

¿Quién nunca fantaseó con una Barbie y se la frotó un poco por el cuerpo?

Ja, saludos

Martín dijo...

Lalagoesfishing, fue una casualidad con suerte, nada mas! Saludos

Luis, me alegra que lo hayas disfrutado. Gracias por tu generoso comentario. Un abrazo

Clara, gracias por tus elogios. Que bueno que te haya gustado! Un beso

Hadanevada, por lo visto, la imaginación todo lo puede! Gracias por tu comentario. Un beso

Galán de barrio, sobre gustos no hay nada escrito! un abrazo

Rous dijo...

Sin límites ni tabúes, me encanta!

Martín dijo...

Rous, así debe ser todo en la vida! Saludos

Acuarela dijo...

Me encantan tus cuentos, desde que descubrí tu blog al azar, no me pierdo los cuentos por el Reader.
Solo quise dejar constancia por acá, un gran saludo.

Martín dijo...

Acuarela, bienvenida al living! Que bueno que sigas mis cuentos por el Reader. Lo importante es que estes cerca. Gracias por pasar a comentar! Saludos

mara-mara dijo...

Absolutamente genial!!
Espero que para el dia de tu cumpleaños a tu hermana no se le ocurra regalarte un muñecote..., aunque... jugando con la ventaja que cuentas, siempre podrías echar mano de un rotulador y hacerle unos desareglos faciales para que el plástico no tire al plástico y tu encantadora muñeca siga cada noche guiñándote un ojo.

Besos. (aún sigo sonriendo...)

Martín dijo...

Mara-mara, espero lo mismo! Gracias por tu comentario! Un beso

Gustavo S dijo...

Martín, me gustó el cuento. Me pareció original por el argumento -una especie de "Toy Story erótica", ¿no?- pero sutil en la elección de las palabras. ¡Esos ratones!

Martín dijo...

Gustavo, muy buena esa idea de la Toy Story erotica. Y yo que creía que era una historia naif. Un abrazo