martes, 16 de junio de 2009

El reencuentro

Con sus pies descalzos sobre la playa, Tse Ma Ding observa el movimiento rutinario del mar. Cada ola trae una escena del recuerdo de la mujer que conoció en el último otoño. Sobre esa arena se besaron, en esas aguas se bañaron juntos, bajo ese sol se confesaron amor verdadero. Desde aquella mañana de abril en que la muchacha partió de viaje junto a su esposo, el joven baja a la costa todas las tardes, con la esperanza intacta. Mientras disfruta del aire de mar acariciando su rostro, ahoga sus penas en una tibia botella que, una vez vacía, será arrastrada por la marea, junto al cuerpo del joven dormido. Soñará que la doncella regresa a la costa, convertida en un delicado pez de hermosos colores, y que él mismo es un pez de fuertes aletas, que nada junto a su amada hasta las profundidades. Nunca despertará del sueño eterno, pero Tse Ma Ding sonríe feliz, bajo las frías aguas del océano.

45 comentarios:

Sil dijo...

El relato es magnífico.
La última frase es maravillosamente aterradora.

PD- Suicidarse por amor ??? Algo que no me cabe y no me cabe...

BESOS eternos...

no comments dijo...

Quién sabe si existe el amor verdadero, si hace falta morir para encontrarlo y/o demostrarlo, quizá sea más locura de enamorado...

Muy buen texto, y me recuerda algo a uno que escribí no hace mucho en mi blog (http://nocomentsno.blogspot.com/2009/05/un-loco-enamorado.html)

Un saludo

Esteban Dublín dijo...

10.

Adolfo Payés dijo...

Excelente como siempre.. leerte..

bravo

saludos fraternos
un abrazo

Anónimo dijo...

Me resulta muy dificil comentar.Hay lluvia en mis ojos.Me recuerda a otra historia vivida en otro otoño, en el mes de abril.

"La LoCa De LoS GaToS" dijo...

Morir por amor...algunas veces es mejor morir para siempre que morir en vida por amor. un besiko

Netomancia dijo...

Bien Martín, como queda expresado el sentimiento en el personaje, ya muerto antes de internarse en el agua.

Isady dijo...

Tse Ma Ding... Todo un personaje¡¡¡

Pues quien no recuerda los lugares donde te encuetras con tu amor...son casi lugares sagrados..traen siempre vivencias del pasado... por cierto tengo mucho que no voy a la playa¡¡¡¡ ....jeje

Ruth L. Acosta dijo...

Hola Martin,

Supiste capturar la esencia de un amor eterno, pero eterno por una de las partes, y es el que está en agonía... que triste cuando estas cosas pasan, y lo más lamentable, es lo común que sucede en la vida real. Asusta tu cuento por la gran realidad que encierras en tus párrafos...

Felicidades por tu escrito. Un saludo desde México.

Carla dijo...

Increible el relato que nos regalas hoy.
Felicitaciones

Alejandro Ramírez dijo...

Fiel a tu estilo, hay poesía en cada una de las líneas. Es una Oda al amor y la muerte.

Un abrazo.

Carina Felice dijo...

Coincido con Alejandro, que me precede. Y no es facil construir una oda, no no.
Un saludo, amigo!

Annie dijo...

Martín:

Qué hermosa historia de amor!
Me encantó...

SALUDOS!!!

Martín dijo...

Sil, coincido con vos. No creo que ningun amor justifique el suicidio. El amor a la vida siempre debe ser más grande. Gracias por tus elogios. Un beso

No comments, me agradó mucho conocer tu blog gracias a tu referencia. Es cierto, hay muchos puntos de contacto con ese relato. Volveré a visitarte. Gracias. Un abrazo

Esteban, su nota me llena de orgullo. Desde la escuela que no me ponían un 10. Gracias. Saludos

Adolfo, gracias por tu visita y tu comentario, una vez mas. Un abrazo

Anónimo, una lástima que no te identifiques en tu comentario. Siempre es bueno saber que un cuento sirve para disparar recuerdos. Bienvenido y gracias!

Loca de los gatos, que dilema! Creo que ambas muertes son muy tristes. Un beso

Martín dijo...

Netomancia, que bueno que hayas podido ver esa imagen. Gracias por tu comentario. Saludos

Isady, el nombre del personaje lo elegí porque fue inspirado en los cuentos chinos, donde el suicidio es moneda corriente. Coincido con vos respecto a los lugares que nos gusta recordar. Gracias. Un beso

Ruth, muchas gracias por tu generoso comentario. Me alegra que te haya gustado. Saludos!

Carla, muchas gracias. Me alegra que lo hayas disfrutado. Un beso

Alejandro, un elogio que me hace poner colorado. Muchas gracias amigo! Te mando un fuerte abrazo

Carina, gracias por tu comentario siempre gentil. Un beso grande.

Annie, que bueno que te haya gustado! El amor y la muerte, siempre tan intensos. Un beso

Mandy D. Sandoval dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Mandy D. Sandoval dijo...

Hola Martín:

Me gusto, pero un suicidio no arregla las cosas. Aún así siempre es un gustazo leerte.

Un saludo, amigo.

Neogeminis dijo...

Triste desenlace pero hermosa historia de amor "condensado" (excelente la manera de narrar en forma tan breve!)

Un abrazo!

cosasimpropias dijo...

uno de mejores relatos q lei hasta ahora :) siempre un placer volver a tu living. un saludo

Martín dijo...

Mandy, coincido con vos. Me alegra que aún así, te haya gustado. Saludos

Neogeminis, muchas gracias por tu comentario. Un abrazo

Martín dijo...

Cosasimpropias, cada escrito tiene el desafío de tratar de ser mejor que el anterior. No siempre ocurre. Gracias por tu comentario. Un abrazo

Cloe dijo...

No creo que sea triste el final. Es el reencuentro, no importa las circunstancias.

Abrazo

digler dijo...

debe ser que el amor nos abre las posibilidades de un nuevo mundo,sin importar lo que se tenga que hacer para llegar a el

Martín dijo...

Cloe, desde ese punto de vista, coincido plenamente con vos! Un abrazo

Digler, bienvenido al living. Buena reflexión! Muchas gracias por tu comentario. Saludos

Natalia Astúa Castillo (Natalia Astuácas) dijo...

Ayyyyyyyyyyyyy lo estaba esperando... que bonito...

Martín querido, como siempre muy buen texto.

Me quedo en el living, ojalá haga un buen sol porque quiero que su calor me bañe.
Un abrazote. Besito.

Habitaciones rojas, pensamientos negros dijo...

Muy bueno e intrigrante!!! Me quedo pensando ella ha muerto que se reencuentra con él "bajo las frías aguas del oceáno" ¿?

Besos rojos Martín,
HR.

•Lola• dijo...

A veces creo que la condenación de los soñadores es que nunca van a poder cumplir la mayoría de sus sueños.

lalagoesfishing dijo...

Triste historia... aunque quién sabe si con un final no tan triste...

Martín dijo...

Natalia, muchas gracias, me alegra que te haya gustado este relato. Un beso

HR, ese es otro final posible. Me dejás pensando a mi también. Un beso

Lola, creo que peor es no poder soñar. Saludos

Lalagoesfishing, puede ser triste para el lector, pero la sonrisa del protagonista demuestra que, para él, fue un final feliz. Un abrazo

Mercedes dijo...

Vaya, Martín, me provocaste un escalofrío final! Tremendo...

Un saludo!

Martín dijo...

Mercedes, habrá sido por el frío del agua? Saludos!

HUMO dijo...

Triste y hermoso!!!

=) HUMO

Martín dijo...

Humo, por lo visto, la tristeza y la hermosura a veces pueden ir de la mano. Un beso

Magah dijo...

Digan lo que digan no habrá nada como una muerte por amor!...pensarla de esa manera conmueve hasta las piedras, ponernos a analizar la locura, le quita lo romántico, y este relato no solo quiere serlo, sino que además lo logra.

Genial

Magah

Martín dijo...

Magah, comparto la primera parte de tu comentario, y te agradezco la segunda! Muchas gracias! Un beso

Raúl dijo...

Una manera muy poética de decir... "adiós, mundo sin ella".
Precioso.

Martín dijo...

Muchas gracias Raúl! Te mando un abrazo

Luís dijo...

Un placer leer este texto lleno de imaginación, ternura, desamor y esperanza.
PAZ

Martín dijo...

Gracias Luis por tu visita y tu comentario! Saludos

Naty dijo...

Se siente la tristeza, se respira la nostalgia, se sufre el dolor. Increíble relato, magnífico. Como siempre cargado de imágenes. Y como siempre dejándome boquiabierta, literalmente.

"Tse Ma Ding, no te das cuenta, que nunca la tendrás, nooo, no corras tras esa ilusión. Es inútil perseguir un amor imposible. No pierdas tu vida. Quizás ella no tiene sentido, sin tu amada.. Te entiendo. Pero no lo hagas, otros amores vendrán. Ya es tarde. A nadie has oído. El amor te ha cegado. La locura ha cerrado tu entendimiento. Ha arrasado con tu cordura."
Perdón Martín, no corresponde, pero me posesioné con la historia. Y me sentí enfrente de aquel joven, viendo, presenciando su tragedia, siendo parte de su perdición, testigo de su destrucción. Es que "El reencuentro" me ha impactado.

Cariños!!

Na3rol dijo...

Muy profundo, me ha encantado..

gracias por la visita y por el comentario..

saludos con mucho carino..

Martín dijo...

Naty, agradezco profundamente tu comentario. Me conmueve cuando alguien puede meterse con tanta profundidad en alguna de mis historias. Muchas gracias! Un beso

Na3rol, muchas gracias! Nos seguimos viendo! Saludos

mara-mara dijo...

Morir en color esperanza... una buena manera de pponer fin.

Saludos desde la esperanza.
Siempre es un placer leerte, me gusta llenarme de tus inesperados finales.

Clara dijo...

Siempre cabe la esperanza de un "Reencuentro" aunque sea en otra vida.

Un abrazo,

Martín dijo...

Mara-mara y Clara, ambas hablan de esperanza en su comentario. Esa es exactamente la idea que quise transmitir. Un beso