jueves, 1 de marzo de 2012

Breves lecciones para pescar una sirena

a Javier Perucho

Ubique en el mapamundi una zona rocosa donde se permita la pesca costera. Consiga una red de deriva con dimensiones suficientes. Embárquese solo, preferentemente en una nave sin motor. Proteja sus oídos con cera marina y no olvide perfumarse con abundante agua de colonia. Al arribar al lugar de la captura, eche a flotar algún objeto dorado como carnada. Mantenga silencio mientras dure la espera. Cuando una cola de pez se sacuda entre las olas, recoja la red en forma suave y envolvente. Es recomendable liberar a su presa en un lugar seguro y retirado. Disfrute de su nueva compañía conforme su voluntad. Mientras la haga sentir a gusto, ella sabrá como satisfacerlo. Pero recuerde: jamás intente fotografiarla. Y, antes que anochezca, regálele el objeto dorado y regrésela al agua.

15 comentarios:

Con tinta violeta dijo...

Muy bueno! Creo que muchos seguirán las instrucciones en zonas costeras...por si acaso, digo....
Bravo!

Susana Camps dijo...

Inquietantes instrucciones... para una felicidad escurridiza.
Abrazos

Enmascarado dijo...

Así me gusta, si señor. Con depurada técnica.
Saludos

Javier Perucho dijo...

Muchas gracias, compadre.
Desde Axolotitla, JP

Pedro Sánchez Negreira dijo...

Llego desde la casa de Nel, Martín, y si no te parece mal, me quedaré asomado a tu ventana.

Me gusta estas instrucciones para pescar la felicidad.

Un saludo,

Citizen_0 dijo...

YO también llego desde cada de Nel. Me ha gustado mucho tu historia "El Bumerang". La forma tan natural en la que cuentas las cosas más extrañas, es lo que me atrae a este lugar.

Sobre este relato decirte que está bien corresponder con un regalo a quien nos regala su compañía, más siendo un ser tan especial como una sirena.. También que se la regrese al agua.

Un saludo.

Laura dijo...

Creo que el hecho de ser Microinvitado en casa de Nel, ha hecho que embarquemos en tus costas algunos pescadores con buen sedal, y algunas ...¿sirenas? (lo digo por el micro) que no queremos ser fotografiadas.

También me quedo. Un abrazo.

Rosa dijo...

También llego atraída por el brillo de tus letras desde casa de Nel. Espero no espantar la pesca...

Saludos desde el aire

Mar Horno dijo...

Avalancha desde casa de Nel. Otra sorpresa estas instrucciones para pescar sirenas al más puro estilo de Cortázar. Me ha encantado. Me quedo por aquí. Un abrazo.

Martín dijo...

Con tinta violeta, estos consejos son gratuitos. Quién quiera conseguir su propia sirena, los puede utilizar. Gracias por tu comentario. Saludos!

Susana, la felicidad es siempre escurridiza, sobre todo si el pez está mojado e intentamos agarrarlo con las manos. Saludos

Martín dijo...

Enmascarado, gracias por el comentario. Me alegra que te haya gustado. Un abrazo

Javier, fue un placer. Un abrazo

Martín dijo...

Pedro, Citizen, Laura, Rosa y Mar, bienvenidos al Living! Hay lugar para todos, no se preocupen. Espero que disfruten su estadía. Me alegra que las aguas desde la casa de Nel los haya traído hasta esta orilla. Intentaré no defraudarlos en sus expectativas. Gracias por pasar y dejar su marca. Espero que vuelvan pronto. Esta es su casa. Un abrazo a todos!

HUGO JESUS MION dijo...

Bien, a mi me trae el aroma a Cortázar que sobrevuela los sillones de este living. Y también me quedo. Gracias por tus textos.

Martín dijo...

Hugo, bienvenido al Living! Debo reconocer que don Julio me ha influido con sus textos. Un placer que te quedes por aquí. Muchas gracias por tu comentario. Un abrazo

Anónimo dijo...

Martín: hermoso! gracias por tus palabras! lo que conozco de vos por tus ficciones me hace feliz. abrazo y fuerza para seguir caminando.
FEde