viernes, 4 de febrero de 2011

Problema de convivencia

Mi corazón latía tan fuerte cuando estábamos juntos, que ella se quejaba de no poder dormir.

20 comentarios:

SIL dijo...

Éso es amor, canejo !!!

Beso grande, Martín.

SIL

El Titán dijo...

Muy bueno Martín...
Un corazón sano che, las minas quieren todo, también...

Liz dijo...

ohhhh! que bonito!

Víctor dijo...

Un amor imposible. En una frase. Impecable. Incluso el título.

Netomancia dijo...

La gata flora...
Un abrazo Martín!

AGUS dijo...

Los ronquidos del corazón. Me gustó mucho.

Saludos.

marialuisa dijo...

Que bonito es el amor!!!!! :D

saludos

No Comments dijo...

Tanto la quería, tan fuerte latía su corazón, todo por ella, y ella no dormía. Y aquí, un problema. Ays

Un saludo indio

Valery dijo...

Un hombre que hacía latir mi corazón así. Me dijo; "No creo que una mujer deba estar con alguien que la antere tanto" jajaja..

Un beso.

Con tinta violeta dijo...

Pon música. Martín...si no puede dormir ¡que baile!
No se puede acallar un corazón enamorado...
Abrazos!!!

Un tipo dijo...

¡Buenísimo, Martín!
Y es que a todo enamorado le da por cantar.

Saludos.

Lucía dijo...

Oh. Parece que quien quiere siempre encuentra razones para quejarse...

Besos

reina dijo...

Genial....!!! jaja

Martín dijo...

Gracias a todos por los comentarios y por seguir ahí. Me alegra que les haya gustado este hiperbreve. Saludos!

Alejo dijo...

Pastillas para la taquicardía debieron haber comprado... Fenomenal!
Saludos,
Alejo

Juan Vásquez dijo...

hasta tendría el corazón grande!, muy bueno Martín

Un Poco Rara dijo...

Me hiciste acordar a Amelie. El padre, que era médico, no le prestaba mucha atención, salvo en la revisión que le hacía mensualmente. Ella se emocionaba tanto que su corazón latía mucho más rápido. De ahí que elpadre creyera que tenía problemas cardíacos y no la dejara hacer muchas cosas :D

José Antonio Fernández dijo...

Conciso. Ni falta, ni sobra nada. Me encantó.

Martín dijo...

Alejo, me gustó tu propuesta de solución. Gracias! Saludos

Juan, muy buena la idea de relacionar la fuerza de los latidos con el tamaño del corazón. Por un momento, me lo imaginé bastante monstruoso. Gracias. Un abrazo

Martín dijo...

Un poco rara, no ví Amelie, pero me gustó la relación! Muy bueno. Gracias. Un beso

José, me alegra que te haya gustado. Muchísimas gracias por el elogio. Un abrazo y bienvenido!