martes, 15 de noviembre de 2011

La debilidad del héroe

El niño ve a su padre como un superhéroe, porque él siempre dice que a su lado nada malo le va a suceder. Por las noches, lo sueña en plena lucha a mano limpia contra los malhechores. Mientras, en la habitación contigua, su mamá sufre los golpes.

25 comentarios:

Ananda Nilayán dijo...

Hasta los héroes tienen su lado siniestro.
Cuántos hay así...

Abrazos

ROSIO dijo...

que fuerte...

Netomancia dijo...

Durísimo, pero con una claridad estremecedora.
Abrazos Martín!

Susana Camps dijo...

Muy conseguido, el impacto de la contraposición. Brutal. Es lo mejor que he leído sobre este tema.

luis dijo...

Brutal denuncia de aquello que se ha convertido en el pan nuestro de cada día.
Magistral amigo Martín.
Un abrazo

Víctor dijo...

Me gustó mucho, Martín. Quizás yo hubiera insinuado más la última frase, no la hubiera hecho tan evidente, aunque eso quizás le hubiera quitado fuerza al micro. Corto, impactante, directo... Total, que me gustó. Abrazos internacionales.

adriana rey dijo...

Uf! tremendo!
Alguien alguna vez debería escribir algo acerca de las esposas de los superhéroes... imagino que generalmente no la deben pasar muy bien que digamos...

Sandro Centurión dijo...

Muy bueno. Un micro de hondo contenido social, no es lo habitual en el género, lo que lo hace mejor aún. saludos

Deigar dijo...

La realidad suele ser aterradora. Casos de día a día.

Saludos.

Leo Dolengiewich dijo...

Me encantó, che!
Muy fuerte, pero sin golpes bajos.
El final es un golpe inesperado, dado por la nuca.
Muy bueno!

Angela dijo...

Madre mía. sin más.

Preste Juan dijo...

¡Soberbio! ¡Maravilloso!

Carles Valls dijo...

Soy Carlos, colaborador de Printcolor (http://www.printcolorweb.com), imprenta digital especialista en libros. Tu blog ha sido seleccionado en la promoción “Tu primer libro gratis” y te regalamos la impresión gratis de tu libro, a cambio de que publiques en tu blog un comentario positivo sobre nuestros servicios. ¿Te interesaría? Para cualquier duda puedes enviarme un e-mail a info@printcolor.es
Te paso el link con más información: http://www.printcolorweb.com/spa/item/exemple_promocional.htm

Martín dijo...

Ananda, son falsos héroes, en muchos casos peores que los malhechores. Gracias por comentar. Saludos!

Rosio, sí, es duro. Pero intenta también ser una invitación a la reflexión. Un beso

Martín dijo...

Netomancia, esa era la idea. Gracias amigo! Un abrazo

Susana Camps, gracias por tu generoso comentario. Hay libros sobre la temática, incluso uno en preparación. Quise traer mi versión en este post. Saludos!

Martín dijo...

Luis, muchas gracias. Espero que el pan cambie entonces, y que los padres sean verdaderos superhéroes. Un fuerte abrazo

Víctor, me alegra que te haya gustado. Tomo la sugerencia, pero creo que la palabra "Golpe" es justamente la que le da impacto. Gracias por tu comentario. Un abrazo internacional.

Martín dijo...

Adriana, este es mi homenaje a esas mujeres silenciosas. Es momento de que ellas se conviertan en heroínas. Un beso y gracias por pasar y comentar.

Sandro, como dije más arriba, hay varias antologías de brevedades sobre el género. Aquí está mi pequeño aporte. Gracias por tu comentario. Un abrazo!

Martín dijo...

Deigar, así son las cosas, lamentablemente. Abrazo!

Leo, la idea es que el golpe lo sintiera también el lector, y que sirva para la reflexión. Me alegra que te gustó. Un abrazo

Martín dijo...

Angela, es sólo un micro. O quizás no. Un abrazo

Juan, gracias por esos elogios. Bienvenido al Living! Un abrazo

Martín dijo...

Carles Valls, no me interesa su propuesta. Por favor respete este espacio, que es para comentarios y críticas relacionados al texto, y no para publicidad encubierta. Muchas gracias por su comprensión.

Por ahi voy...††† dijo...

Excelentemente cruel y real

mara-mara dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Martín dijo...

Por ahí voy, así es la vida a veces. Bienvenido al Living! Gracias por pasar y comentar. Saludos!

Bettu dijo...

El corazón acaba de darme un vuelco. Fui una de esas que, metafóricamente, la habitación contigua tuve que aguantar... aunque por suerte no teníamos hijos, pero si familias que lo creían un superhéroe... Genial tu trabajo

Martín dijo...

Bettu, bienvenida al Living! Espero que los micros como este sirvan para que historias como esta, y como la tuya, no se vuelvan a repetir. Gracias por comentar y por tus elogios. Un abrazo