jueves, 5 de mayo de 2011

GPS

Introduje con cuidado las extrañas coordenadas que había vislumbrado en sueños.
“Gire a la derecha”, dijo la voz del aparato. Sin dudarlo, doblé con obediencia.
“Siga dos kilómetros y gire a la izquierda”, ordenó después. Así lo hice.
“Salida a quinientos metros. Destino final a su derecha”, me indicó por fin.
Y allí estaba, esperándome en la esquina, mi felicidad.

20 comentarios:

luis dijo...

Ojala los GPS fueran capaces de llevarnos hasta nuestros sueños con solo introducir los datos exactos.
Muy bueno.
Saludos

Romina E. dijo...

Wow! Si que la tiene fácil...
Saludos!

Netomancia dijo...

Sería lindo pensar que con aparatito podríamos llegar incluso hasta a nuestros sueños más lejanos.
Un abrazo Martín!

Luisa Hurtado González dijo...

Espero que nunca sea tan fácil, que nunca un GPS sepa donde está algo que yo llevo buscando toda mi vida, disfrutando mientras lo hago.
La felicidad del GPS es una felicidad de segunda, envasada.

Carlos Galeon dijo...

Si fuera tan fácil la felicidad, no la valoraríamos tanto. Genial micro-relato.
Saludos, y un abrazo.

Daniel Sánchez dijo...

muy original, Martin

Neogeminis dijo...

Ojalá hubiera más de esos en el mercado! jejeje
Saludos de fin de semana.

Thrillerlife dijo...

Buenísimo. "La felicidad estaba casi a la vuelta de la esquina".
Saludos

Lucía dijo...

Ese GPS deberían inventarlo. Se harían millonarios...

Besos

HUMO dijo...

Me encantó!
Mire que es original usted!

Besos!

=) HUMO

Que bueno si fuera cierto :)

Alejo Z. dijo...

Y la felicidad, puntual -lo que es la oniromancia jaja-.

Saludos,

Alejo

Martín dijo...

Luis, ojalá. Comparto tu deseo! Qué negocio para su inventor. Muchas gracias. Un abrazo

Romina, así cualquiera no? ja Saludos

Martín dijo...

Neto, quién te dice, algún día...

Luisa, qué interesante reflexión. Me dejás pensando y creo, ahora, que tenés razón. Muchas gracias. Saludos

Martín dijo...

Carlos, me alegra que este micro haya dado para pensar. Una opinión interesante la que nos dejás. Muchas gracias. Un abrazo

Daniel, gracias querido amigo! Qué bueno verte por acá. Un abrazo internacional

Martín dijo...

Neogeminis, no creo que sean muy económicos. Habrá que ahorrar... Un beso

Thillerlife, sólo es cuestión de dejarse llevar. Gracias por tu opinión. Saludos

Martín dijo...

Lucía, yo soy el inventor de la idea. Espero que algún día me lo reconozcan. Gracias por tu comentario. Un beso

Humo, gracias por darte una vuelta por aquí. Y por tan generoso comentario. Saludos!

Lur Ochoa García dijo...

¡Magnífico!

Martín dijo...

Lur, bienvenida al Living! Me alegra que te haya gustado. Muchas gracias! Saludos

SIL dijo...

Infinitamente original.

Quiero uno.

:)


Otro beso.

SIL

Martín dijo...

Sil, qué bueno sería que estuviera en venta, no? Gracias por tu comentario. Un beso