viernes, 15 de enero de 2010

Estilo original

Un enorme huevo de pez fue arrastrado por la brava marea hasta una playa solitaria. Al sentir el calor del sol veraniego acariciando el cascarón, el pez supo que era el momento de nacer. Asomó su cabeza tímidamente y observó a una cangreja alegre que lo miraba con los ojos desorbitados.
- ¿Mamá? – preguntó el pececito.
- ¡Comida! – pensó la cangreja.
Sin embargo, al ver la mirada tierna y transparente del recién nacido, el crustáceo logró vencer su instinto y adoptarlo como si fuera un hijo de su propio vientre. Lo condujo a los empujones hasta las aguas de la costa y le enseño su nuevo hogar. Allí, el pez se sintió espléndido, como debe sentirse un pez en el agua. Y fue así que, gracias a la influencia de su madre de leche, el pequeño pez aprendió a nadar con  un original movimiento hacia atrás, inventando un nuevo estilo que los demás peces adoran imitar.


La foto "Entre el bien y el mal" es propiedad de Christian Pereira y se publica con autorización del autor, únicamente para su exhibición en este blog.  

37 comentarios:

Martín dijo...

Estoy saliendo de vacaciones por unos días, esperando poder traer de regreso nuevas historias para entretenerlos.
En mi ausencia, el Living permanecerá abierto como siempre, las 24 horas del día, esperando su visita. Sirvansé lo que gusten y pongase cómodos. Esta es su casa. ¡Nos leemos a la vuelta! Saludos

Daniela dijo...

Hola Martín,

Qué linda historia.

Acabo de leer el periódico y ayer vi una película simplemente espantosa por lo mal hecha y lo deprimente de la sociedad que pinta (la cual pinta como normal, sin intención de crítica). ¡Tu historia me ha hecho sentir muy bien!

¡Abrazos!

mardelibertad dijo...

Querido Martin entrañable este cuento, para mi un cuento precioso que dice mucho, para hoy día
Feliz vacaciones y hasta tu regreso
Abrazo

Druida de noche dijo...

Muy bueno, un pez que nada hacia atras. Yo siempre que lo vi he pensado que es el mar que nada hacia adelante.. pero son cosas de la relatividad.

bonne vacances
Druida.

Ignacio Reiva dijo...

Siempre que se cambia el instinto por el amor, surgen revoluciones. Que tengas muy buenas vacaciones Martín.

SIL dijo...

Nada malo puede resultar de un renunciamiento personal en pos del bien de otro.

Buena versión del origen del estilo ¨espalda¨ en la natación.

Micro -leyenda !!!

Precioso, Martín, que disfruten sus vacaciones.

Un beso enorme.

SIL

Darthpitufina dijo...

Me gusta la foto. Me gusta la historia del pez cangrejo.
Besitos.

Romina E. dijo...

Conmovedora historia. Besos y felices vacaciones!

Isabel González dijo...

Me ha gustado mucho.
He llegado a tu blog a traves del de Claudia (Cortitos).
Un saludo

Esteban Dublín dijo...

El estilo, tan importante en la natación como en la literatura.

Que descanses, Martín.

De nuevo, magnífica la foto de Christian Pereira.

Magah dijo...

Me encantooooo! Este tipo de temas me conectan inevitablemente con mi "instinto" materno, archidesarrollado, aunque ya pasado a jardines de invierno, y me ponen a pensar cuanto se puede cambiar a partir de él, que es puro cuidado y protección.

Un abrazo.

"La LoCa De LoS GaToS" dijo...

me ha encantado tu historia. un saludo!

Liz Hepburn dijo...

los animalitos siempre dandonos ejemplo!!!!

besos

sav dijo...

Que tierna historia. :)

un saludo.

Lasosita dijo...

¡Sorprendida y maravillada por tu cuento, Martín!

Es increíble la sensación que deja tu lectura, a ternura y orden lógico. A veces... nada de eso se encuentra con facilidad en la vida cotidiana, que todo parece desquiciado y dolorido.

Un saludo y buena vuelta.

Netomancia dijo...

Qué lindo cuento! Y qué buena fotografía!
Qué tengas unas grandiosas vacaciones Martín!
Saludos!

Negrevernis dijo...

Oh, es como el amor de Nemo, reinventado... Qué tierno...

ALEX B. dijo...

Adorable historia
Felices vacaciones!

Lisandro dijo...

Es una hostria magnifica amigo!!! espero que estes bien!!!

K a p p i e dijo...

Haha.
Muy bueno.
Puedo imaginarlo XD



Saludos !

Raúl dijo...

La nueva versión de "el patito feo". Me gusta.

Draco dijo...

Permitir que ocupe un trocito de vuestro espacio, para deciros que un compañero bloguero vuestro a conseguido cumplir un sueño…A publicado su primera novela “LA MACULA PURPURA”…Pero para que ese sueño se cumpla del todo, esa novela tiene que ser leída…estuvo mucho tiempo en un cajón y ahora tiene que salir de su ivernación,espero la camaradería de todos vosotros, estoy segura que a todos vosotros os gustaría cumplir un sueño como este, y os puedo asegurar que no hay nada más satisfactorio que ayudar a que ese sueño se cumpla…vuestro compañero es… salmorelli.blogspot.com

LA MACULA PURPURA…Tiene todo lo que un lector aprecia de una novela…Mafia, iglesia, poder, ambición, amor, y sobretodo lealtad.

Perdonar y gracias.

QUE TODOS VUESTROS SUEÑOS SE CUMPLAN!!!!!!!!!

Mary.

Naida dijo...

Aaaaahhhh, qué ternura.
¡Que la pases lindo en tus vacaciones!

Adrianina dijo...

Hola.
Muy tierna y dulce esta historia; hasta pude visualizarla.
La foto va de perlas.

Un bso grande.

claudia paredes dijo...

Estilo espalda. Sólo que los peces...la tienen?

Rembrandt dijo...

Me encantaría ver ese pecesito que nada de espaldas, lo reconocería enseguida xq es único.

Que linda historia Martín!

Besos y espero estés teniendo unas lindas vacaciones.
REM

Martín dijo...

Daniela, que bueno saber que un relato de pocas líneas puede cambiarte el ánimo después de ese tipo de películas. Muchas gracias! Un beso

Mardelibertad, me alegra cuando los mensajes se dejan leer entre líneas y llegan hasta el lector. Muchas gracias por tu comentario. Saludos

Druida, tenés razón. Todo depende de donde se lo mire. Gracias por tu comentario. Un abrazo

Martín dijo...

Ignacio, no me duda que el amor es revolucionario. Coincido con vos. Un abrazo

Sil, es cierto. Es casi una microleyenda. Estuve tentado de hacer una fábula, pero no resultó. Me alegra que te gustase. Gracias! Un beso

Darth pitufina, el pez cangrejo es una variedad rara, que no se ve en Animal Planet. Me alegra que te haya gustado. Un beso

Martín dijo...

Romina, muchas gracias! Ya estoy de regreso. Un beso

Isabel, bienvenida al Living! Me alegra que te haya gustado. Espero que el resto del blog no te defraude. Saludos a Claudia, que es una buena colega y amiga! Espero que regreses pronto. Saludos

Esteban, es cierto. En eso se parecen la natación y la literatura. Ojala algún día pueda encontrar el mío a través de mis cuentos. Gracias! Saludos

Martín dijo...

Magah, que bueno conectarse con ese instinto que nunca se termina. Me alegra que te haya gustado. Creo que el amor de una madre es único e incomparable. Muchas gracias por tu comentario. Un beso

Loca de los gatos, muchas gracias! Me alegra que te haya gustado! Saludos

Liz, es cierto. Tenemos mucho para aprender aún. Un beso

Martín dijo...

Sav, me alegra que te haya gustado esta historia. Muchas gracias por comentar! Saludos

Lasosita, que bueno que lo sientas así. Me gustó eso del orden lógico. Por suerte hay muchas de estas historias que ocurren todos los días, sin que nosotros lo sepamos. Muchas gracias por tu comentario generoso. Un beso

Neto, muchas gracias! Coincido con vos, la foto de Christian es espectacular y muy inspiradora. Un abrazo

Martín dijo...

Negrevernis, me gustó la relación con Nemo, reinventar las historias, salir de la lógica. Me alegra que te haya gustado. Saludos

Alex, muchas gracias! Me alegra que lo hayas disfrutado. Saludos

Lisandro, me alegra que te haya gustado. Que sigas bien! Un abrazo

Martín dijo...

Kappie, es adorable imaginarlo con sus aletas girando al revés. Saludos!

Raúl, es cierto, hay mucho del patito feo aquí, aunque nunca dije que el pececito también lo fuera. Dejemos algo de crédito para él y pensemos que era lindo. Un abrazo!

Draco, gracias por tu visita y recomendación. Saludos

Martín dijo...

Naida, muchas gracias! Me alegra que te haya gustado esta tierna historia. Un beso

Adrianina, la foto fue absolutamente inspiradora y gracias a ella yo también lo pude visualizar. Gracias por tu comentario. Un beso

Martín dijo...

Claudia, vaya duda me dejas. Pero ahora que pienso, los cangrejos tampoco tienen espalda, o sí? Un beso

Rembrandt, no dejes de buscarlo. En una de esas lo podés ver por ahí. Gracias por tu comentario y tus buenos deseos. Un beso

Jesús Contreras dijo...

Bella y tierna historia. Muy visual. Excelente micro y preciosa imagen.

Martín dijo...

Gracias Jesús! Me alegra que te haya gustado. Creo que la imagen es perfecta y ayuda a visualizarlo. Un abrazo