miércoles, 22 de diciembre de 2010

El adelantado

Antes eran cuatro reyes magos. Pero un día, uno de ellos se cansó de que el camello se quejara todo el tiempo por su sobrepeso, y decidió comprar un vehículo más fuerte y veloz. Desde entonces, cumple con su trabajo en solitario, y concluye sus servicios once días antes que los demás.

39 comentarios:

Víctor dijo...

Eso es iniciativa, Martín. Bien vista la relación de los mayores regaladores del mundo.

Un abrazo internacional.

Maite dijo...

Grande este micro, Martín, muy bien hilado y con un fino humor. Abrazos.

Eurelio Jacinto dijo...

Buen escrito!

Mr. Petrovich dijo...

Brillante texto, Martín, eso resuelve aquel eterno conflicto entre tradiciones. Un saludo desde Bogotá.

SIL dijo...

Buenísimo, Martín.

Los viajes en camello serían devastadores.
La opción de la Ferrari haciéndole juego con el traje hizo que subiera alguito de peso.

Beso inmenso

SIL

Javier Ortiz dijo...

¡Divertidísimo!

Saludos.

carlos de la parra dijo...

Muy bien por actualizarse éste mago.
Los otros dos son conocidos por los padres de familia como Malhechor y Va a saltar.

Luisa Hurtado González dijo...

Se ve el cuarto mago es bastante listo; más cómodo, más rápido, antes.
Buen micro.

No Comments dijo...

El cuarto rey mago es Artabán, personaje ficticio protagonista del cuento navideño The Other Wise Man (El otro rey mago), escrito en 1896 por Henry van Dyke (1852 – 1933), teólogo presbiteriano estadounidense. Cuenta el relato que Artabán era el cuarto Rey Mago que encaminó sus pasos hacia Occidente, siempre guiado por el fulgurante mapa celestial, en busca del niño Jesús.


Te dejo un micro que escribí el año pasado...

La noche de Reyes
Del lejano Oriente llegó la fatal noticia de que este año los niños se quedarían sin regalos: los camellos de los Reyes habían enfermado y no había tiempo para buscarles sustitutos. Millones de niños se fueron a dormir tristes aquella noche. Todas sus ilusiones plasmadas en millones de cartas irían a la basura. Ni cuencos de leche, ni galletas, ni zapatos junto al árbol de Navidad. Este año nadie llegaría en medio de la noche. Sin embargo al despertar, millones de sonrisas brotaron de esos niños al ver mágicamente millones de juguetes esperándoles. Y en la lejanía, Artabán, descanso más feliz que nunca.



Perdón por la extensión.

Un saludo indio

Daniel Sánchez dijo...

Ya te dije que me parecia de antología.

Enhorabuena,

Daniel Sánchez dijo...

Ya te dije que me parecia de antología.

Enhorabuena,

El cuarto rey mago es Papa Noel.

Daniel Sánchez dijo...

Ya te dije que me parecia de antología.

Enhorabuena,

El cuarto rey mago es Papa Noel.

No Comments dijo...

Sí, sí Daniel, el cuarto rey mago en este cuento es Papá Noél, pero yo expuse que hay otra alternativa. Voto por Artabán.

No todo es lo que nos cuentan.

Un saludo indio

marialuisa dijo...

Genial!!!!
saludos

V de Tierra dijo...

ah, era el!! Un rey mago trabajador y que se presenta siempre con algo - aunque no sea lo que uno pide!!-

que tengas muy felices fiestas!! y hasta prontito

Luis dijo...

En un mundo global y lleno de autovías y autopistas, los magos tenían que actualizarse. Con el tiempo los otros tres se avendrán a razones y compraran sus autos.
Un saludo y feliz navidad amigo Martín.

Luisa Hurtado González dijo...

Voto porque es Artabán. Me encanta el nombre, sólo puede caerme simpático.

Torcuato dijo...

Muy original.
Un abrazo.

Martín dijo...

Víctor, siempre me pregunté porque habría dos fechas para los regalos. Ahora lo entiendo. Gracias por tu comentario. Un abrazo internacional.

Maite, me alegra que te haya gustado este micro navideño. Gracias por tus elogios. Un beso

Martín dijo...

Eurelio, bienvenido al Living! Me alegra que te haya gustado. Muchas gracias! Un abrazo

Mr. Petrovich, bienvenido al Living! Si, ahora entendemos porqué. Me alegra que te haya gustado. Muchas gracias. Saludos

Martín dijo...

Sil, me imaginé al gordo en el camello y la historia apareció sola. Necesitó varios renos para compensar. Gracias por tu comentario. Un beso

Javier, me alegra que te haya divertido! Saludos

Martín dijo...

Carlos, es cierto lo que decís sobre la necesidad de modernizarse. Me pregunto ahora como serán los reyes magos del futuro. Un abrazo

Luisa, siempre hay uno más listo que los demás. Gracias por tu comentario! Saludos

Martín dijo...

No comments, gracias por tu historia Indio. Me gustó mucho! Un abrazo

Daniel, es cierto que me lo dijiste. Pensé que te referías al otro micro! jaja Me alegra que te gustó. Un abrazo internacional

Martín dijo...

Indio y Daniel, debo confesarles que la discusión es estéril. Artabán y Papá Noel son la misma persona. Un abrazo

Marialuisa, qué bueno que te haya gustado. Muchas gracias! Un beso

Martín dijo...

V de Tierra, felices fiestas para vos también. Me alegra que se haya aclarado el misterio. Un beso!

Luis, feliz navidad también para vos. Esperemos que los reyes se actualicen pronto. Un abrazo grande

Martín dijo...

Luisa, cuidado! Vas a hacer enojar a Papá Noel. Gracias por sumarte al debate. Un beso

Torcuato, muchas gracias! Me alegra que te haya gustado. Un abrazo

Campanula dijo...

Hermoso, y muy bien logrado, como lo dijeron antes.
un abrazo :)

Neogeminis dijo...

jajajaja buenísimo!...muy ingenioso!


Un abrazo navideño muy especial!

Baizabal dijo...

Muy bueno, eso es manejar bien la evocación de un personaje, de una historia.

Un abrazo.

reina dijo...

Los creativos son siempre los que progresan.... ;)
Un beso grande y muy feliz Navidad...!!

Claudia Sánchez dijo...

Martín, ésto debería convertirse en la historia oficial para los niños.
Excelente micro. Aprovecho para desearte unas felices fiestas y que el año próximo nos agarre trabajando.
Felicidades!

Con tinta violeta dijo...

Me encantó, Martín...un personaje al modo de nuestra época se hubiera ido a un centro de salud a ponerse a rigurosa dieta, se vería en calzones trotando por nuestras calles, y...ja,ja. Santa, apostó por las nuevas tecnologías (un trineo, muchos renos, etc, etc)
¡Genial el post!
Feliz Navidad!!!

Javier Alfaro Martínez dijo...

Jo, jo, jó... genial!

Un fuerte abrazo, Martín.

¡¡¡Feliz navidad!!!

Martín dijo...

Campanula, muchas gracias! Me alegra que te haya gustado. Un beso

Neogeminis, felicidades también para vos. Saludos

Martín dijo...

Baizabal, en realidad son dos historias, con el mismo origen. Gracias por tu comentario tan elogioso. Un abrazo

Reina, feliz navidad para vos también. Coincido en cuanto a los creativos. Creo que es así. Un beso y gracias!

Martín dijo...

Claudia, los niños creo que con este historia lo entenderían mejor. Muchas gracias por tus deseos. Igualmente para vos! Que sigan los éxitos. Un beso

Con tinta violeta, tu comentario me llevó directo al relato que sigue, y que escribí antes que este. Fijate, es un Papa Noel mucho más moderno. Un beso y gracias!

Javier, lo mismo para vos. Felicidades! Saludos

Alís dijo...

Tenía clientela cautiva, por eso pudo permitirse el lujo de independizarse. Claro que le toca más trabajo...

Muy bueno

Un beso

Martín dijo...

Tenés razón Alís. Muchas gracias por tu comentario. Un beso

LuPiTa dijo...

Me encanta este blog!!! Lo descubrí hace poco. Felicitaciones!
Muy bueno este micro. Saludos, Lupi.