jueves, 12 de agosto de 2010

Una casa con diez pinos

La casa de campo luce encantadora entre la arboleda. El humo tenue brotando por la chimenea permite adivinar el clima ideal de su interior, contrastante con el frío invierno sureño que la rodea. Los chispazos de la leña encendida debajo de una burbujeante cacerola de hierro le otorgan al ambiente esa calidez perfecta que se observa desde el exterior. Una mujer camina con un plato de guiso caliente en su mano. Recorre el camino del pinar con una libertad envidiable. Ella es bondadosa y muy buena cocinera. Sale al encuentro de un hombre delgado que la espera hambriento debajo de uno de los pinos. Ella se acerca, pone el plato de comida sobre sus piernas y lo alimenta con generosidad. Él agradece estar vivo para seguir disfrutando aquellos manjares cada día, bajo la sombra de aquel árbol al que fue encadenado hace unos meses, hasta que logre pagar por esos tontos errores que cometió.

25 comentarios:

Claudia Sánchez dijo...

¡Genial Martín!
Besos,

SIL dijo...

No habrán sido errores muy graves...
Caso contrario, la esposa ni debiera llevarle la comida!!

(era la esposa???)

Muy bueno, Martín.
Se te extrañaba.

SIL

Maite dijo...

Menudo castigo!! una dura condena más bien. ¿Qué sean diez los pinos, tiene algún significado? (pura curiosidad) Un abrazo

::::::::::::::::::::::A-Zeta (Revista abierta a participación)::::::::::::::::::::::::::::::::: dijo...

Los errores siempre están ahi, detrás en la sombra..

carlos de la parra dijo...

Que buena variante de un arresto domiciliario,si te ponen cadena larga hasta puedes nadar en la piscina.
Muy sexy el cuento,y muy fino de tu parte no mostrar el porno y dejar que los lectores lo imaginen a su gusto.

No Comments dijo...

"... pone el plato de comida sobre sus piernas..."

Cambien ahora "sobre" por "entre" y verán como el tono del cuento cambia y pasa la línea que Martín ha sabido disimular a la perfección, jeje

Un saludo indio

manuespada dijo...

Muy bien recreado el ambiente, Martín.

SIL dijo...

Juas...

:P

Neogeminis dijo...

jejeje...y en un giro final, los aparentes roles se invierten. Muy bueno e inesperado.

Netomancia dijo...

Y cuando todo apunta a la ternura y bondad, es solo la sombra de la venganza y el castigo.
Muy bueno Martín!!

Patricia dijo...

La venganza está clara. ¿Por que son10 los árboles?
Para dejarnos pensando?
Muy bueno

Alís dijo...

Ay! La bondad es siempre tan relativa!!!

Muy bueno

(Aunque hasta no lo dijeron, no hice una lectura sensual del texto. ¿Estaré perdiendo picardía?)

Besos

V de Tierra dijo...

Y cuantos meses se supone que va a estar ahi Martin? 10 meses? ya le falta poco? Felizmente que el pecado fui pequeño y que la mujer es generosa, imaginate sino!! buen fin de semana!!

Anadry dijo...

...debo confesar que cuando lo leí, no encontré la sutileza.
Si él agradece estar vivo...es porque el error no fue taaaaan tonto. Y ella la vengadora más libre del mundo.
Y ya me enteraré por qué los 10 pinos...!!
Un beso Martín!!!

reina dijo...

Buenísimo...!!! nada lleva a suponer el final...!!!

reina dijo...

Acabo de recordar el tema de Pappo "Una casa con diez pinos" una canción puede ser un buen disparador...
Muy bueno...!!!

Víctor dijo...

Vuelvo de vacaciones y me encuentro un solo cuento, Martín, pero me ha saciado como si fueran veinte.

Me gustó. Un abrazo.

Martín dijo...

Claudia, muchas gracias! Me alegra que te haya gustado! Un beso

Sil, no sabemos si era la esposa, tampoco sabemos cuales fueron los errores. Eso lo dejo a tu imaginación.
Veo que notaste que últimamente estoy un poco ausente. Es que el tema del libro, la revista, y otros compromisos me han tenido bastante atareado y afectaron mi inspiración. Espero volver pronto al ritmo habitual. Un beso

Maite, no sabemos si la condena es dura o no, depende de cual haya sido el error. jaja. Respecto a los "diez pinos" no tiene ninguna significación en especial, simplemente use el título de una canción que lleva ese nombre como disparador de una historia. Vendrán más. Un beso

Martín dijo...

A-Zeta, bienvenido al Living! Es cierto lo que decís. No podemos escapar de ellos. Saludos

Carlos, veo que en este caso tu imaginación ha superado a la del autor. No había imaginado ese lado porno que mencionás, pero creo que es una versión absolutamente válida. Gracias por tu aporte y tu comentario. Un abrazo

Indio, muy buen comentario! Me encanta cuando los lectores le sacan el juego a los microrrelatos. Muchas gracias! Un abrazo

Martín dijo...

Manu, muchas gracias! Me alegra que te haya gustado. Un abrazo

Sil, volviste para reirte? :P

Neogeminis, es cierto. Una especie de cazador-cazado, inversión de roles que intenta sorprender. Me alegra haber logrado el efecto. Muchas gracias! Un beso

Martín dijo...

Netomancia, me deja pensando tu comentario. Será que intenta ser bondadosa para justificar tanta crueldad? O será que en realidad intenta ser cruel pero no logra vencer su bondad? Vaya duda! Me alegra que te haya gustado. Saludos

Patricia, como dije más arriba, el número de árboles responde al título de una canción de Manal, también interpretada por Pappo y otros grupos musicales. Es simplemente un disparador para una historia, donde el número de árboles resulta intrascendente. Un beso

Martín dijo...

Alís, no creo que estés perdiendo picardía. Yo tampoco había hecho esa lectura hasta que lo mencionaron por acá. Eso es lo lindo de los microrrelatos, el sentido y el contenido de la historia lo pone el lector. Gracias por tu comentario. Un beso

V de Tierra, me gustó esa teoría de calcular el plazo por la cantidad de árboles. Un mes en cada árbol, una buena razón para que sean 10 pinos. Muy bueno! Gracias. Un beso

Martín dijo...

Anadry, hay muchas razones para agradecer estar vivo. La que pensaste es sólo una de ellas. jaja. Un beso

Reina, me alegra que te haya gustado y que te haya sorprendido el final. Como expliqué más arriba, esa canción es la que inspiró este relato. Muchas gracias! Un beso

Víctor, me alegra que te haya gustado. He estado poco activo durante tus vacaciones. Parece que también me las hubiera tomado yo. Muchas gracias! Un abrazo

Epístola Gutierrez dijo...

Muy bueno. Y hace bien en agradecerle que le lleve comida.
Saludos.

Martín dijo...

Epístola, bienvenida al Living! Me alegra que te haya gustado y que apruebes la generosidad de la dama. Muchas gracias por tu comentario y por tu visita. Saludos